Monterrey

¿Subirá o no la tasa Banxico?

OPINIÓN. Debido a que la Reserva Federal subió su tasa de referencia en 25 puntos base este 14 de junio, se calcula una probabilidad de 85 por ciento de que Banxico haga lo mismo el jueves 22.
ENTORNO MACRO-ECONÓMICO
Gabriela Siller
gsiller@bancobase.com
15 junio 2017 9:16 Última actualización 15 junio 2017 9:30
Gabriela Siller, economista.

Gabriela Siller, economista.

La semana pasada se publicó la inflación de mayo, la cual se ubicó a una tasa interanual de 6.16 por ciento, por arriba del objetivo de Banxico, pero aún en un nivel que es controlable.

La inflación muestra un efecto directo de traspaso de depreciación del peso, a pesar de que en mayo el peso se apreció 1.07 por ciento. Por otro lado, la inflación también subió como consecuencia del alza en los precios de frutas y verduras. En este último rubro la cotización en dólares de las semillas, fertilizantes y en general de los insumos del campo, también pudo haber sido la fuente de incremento en los precios, después de que en el 2016 el peso se depreciara 20.45 por ciento.

Además, la dinámica de los precios en México es tal que al subir el precio de los insumos sube el precio del producto, pero cuando baja el precio de los insumos el precio del producto no se ajusta a la baja. Ante tal escenario ¿qué se espera que haga Banxico en su anuncio del 22 de junio?

Haciendo un modelo econométrico para calcular la probabilidad de un alza en la tasa de referencia por parte de Banxico, destaca que las variables determinantes son la inflación al consumidor, la inflación al productor (8.59 por ciento a mayo), el tipo de cambio y si la Fed sube o no la tasa. Debido a que la Reserva Federal subió su tasa de referencia en 25 puntos base este 14 de junio, se calcula una probabilidad de 85 por ciento de que Banxico haga lo mismo el jueves 22.

Cabe recordar que desde que Banxico fijó el objetivo de inflación en 3 por ciento, la máxima tasa de referencia alcanzada ha sido 8.25 por ciento, por lo que todavía existe espacio para subidas en tasas de interés para controlar la inflación.

Asimismo, el trabajo ganador del Reto Banxico propuso un alza de 25 puntos base para continuar con la política monetaria moderadamente restrictiva para bajar la inflación, lo cual puede ser evidencia de que en Banxico se sienten inclinados hacia esta política.

Los participantes del mercado se encuentran divididos en cuanto a la opinión de si subirá o no, lo que puede tener como consecuencia ajustes en el tipo de cambio, en la TIIE y en las tasas de los valores gubernamentales tras el anuncio el 22 de junio.

Respecto a la tasa de valores gubernamentales, destaca que la tasa de los bonos M a 3 años, es la misma tasa que los CETES a 180 días, lo que indica confianza sobre la economía mexicana, pero también señala que los inversionistas a nivel internacional creen que Banxico está cerca de culminar con su ciclo de alzas.

Las limitantes del modelo son muchas, entre las principales se encuentran que arroja una probabilidad, pero no un nivel de tasa.

Asimismo, la probabilidad que estima habla en términos generales sobre la futura realización (o no realización del evento), mas no se centra en qué ocurrirá en el siguiente evento inmediato.

Tampoco contempla el nivel de la tasa actual y la velocidad con la que ha subido en el último año y medio; la expectativa de apreciación y la diferencia del tipo de cambio actual respecto al nivel de equilibrio, así como los efectos de segundo orden de la inflación.

La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.