Monterrey

Son inseguridad, elecciones y TLC, riesgos para la economía

Para este año, analistas estiman un crecimiento del PIB de 2.3%.
Arturo Bárcenas
abarcenas@elfinanciero.com.mx
15 septiembre 2017 6:44 Última actualización 15 septiembre 2017 6:44
ME. ¿Podría cancelar Trump el TLC?

ME.

Pese a que los empresarios prevén que durante los próximos 12 meses la economía de todas las regiones del país registre un desempeño positivo, también señalan que factores como un incremento en la inseguridad, las elecciones del 2018 y una mala renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), podrían impedir esta expectativa.
Daniel Chiquiar Zukuri, director general de investigación económica de Banxico, señaló lo anterior durante su presentación del Reporte de las Economías Regionales para el segundo trimestre del año.

“Al cuestionar a los empresarios del país sobre cuáles serían los riesgos para la economía, ellos dijeron que la posibilidad de que se presente un deterioro en la seguridad pública, que la incertidumbre asociada al próximo proceso electoral incida sobre el gasto privado, especialmente en la inversión; y que la renegociación de TLC resulte desfavorable para nuestro país”, dijo el funcionario.

Chiquiar Zukuri señaló que además de lo anterior, los empresarios del Norte y del Centro destacaron que la posibilidad de un debilitamiento de la demanda interna y un repunte de la volatilidad financiera internacional, también sean factores en contra del crecimiento económico.

En este sentido, Gabriela Siller, economista en Jefe de Grupo Financiero Base, señaló que “las elecciones siempre generen un poco de incertidumbre, llámese México, Estados Unidos o cualquier país, pero esto depende de lo que vayan diciendo los candidatos.

“En México, mientras ningún candidato se radicalice o diga algo en contra de la Reforma Energética, entonces no pasará nada y no será mucho la incertidumbre, y por lo tanto no se verá afectado el tipo de cambio, ni el crecimiento económico”, agregó.

Por el lado positivo, señalaron que estaría el flujo de inversión, si es mayor a lo que originalmente se espera, que la renegociación del TLC resulte favorable para México, y que el nivel de actividad en el sector energético sea superior al previsto.

Siller señaló que el desempeño positivo de la economía se vería reflejado en la creación de empleo, pues cuando las exportaciones suben se generan muchos empleos y ahora éstas están creciendo en alrededor de 8 por ciento.

“Para el siguiente año tenemos dos escenarios, uno con una renegociación exitosa del TCL, que acabaría entre febrero y marzo, con un alza del PIB de 2.5 por ciento.

“El otro es que se aplace la renegociación o que EU se salga, si pasa esto, el primer año no sería el más pesado para México, pues implicaría que el tipo de cambio suba, lo que impulsaría el consumo interno”, destacó.