Monterrey

Sobresale Monterrey por el uso de energías renovables

El estudio Ciudades Competitivas y Sustentables 2015, dio a conocer que Monterrey y su área metropolitana destacan por tener el menor consumo anual de energía en servicios públicos municipales con 40 kWh por habitante.
Daniel Anguiano
21 octubre 2015 22:20 Última actualización 22 octubre 2015 5:0
Paneles. (Bloomberg)

Monterrey es la segunda ciudad con mayor consumo de electricidad de fuentes alternas. (Bloomberg)

MONTERREY.- La Sultana del Norte es la segunda ciudad de la República con el mayor consumo de energía proveniente de fuentes renovables, el cual suma 133 gigawatts/hora (GWh), señala un estudio realizado por Banamex.

Agregó que ciudades como Aguascalientes o Querétaro tienen un consumo de energía proveniente de fuentes renovables de 4.21 GWh, mientras que otras como Guadalajara, el consumo es incipiente y en el resto del país señala que las localidades no cuentan con generación local de este tipo de energía.

El estudio sobre la competitividad de las ciudades mexicanas, titulado Ciudades Competitivas y Sustentables 2015, señala que además de ello, el área metropolitana de Monterrey destaca por tener el menor consumo anual de energía en servicios públicos municipales con 40 kWh por habitante.

En los últimos años, en Nuevo León se han registrado diversos proyectos para generar energía por vías renovables; lo cual, en opinión de Osmar Zavaleta, director nacional de los Programas en Administración Energética de EGADE Business School, habla de la apuesta que el sector privado y las instancias gubernamentales hacen hacia esta modalidad de generación de energía.

“Sinceramente hay una gran apuesta de los empresarios para detonar proyectos alrededor de estas iniciativas, y eso lo veo muy bien”, indicó.

Añadió que estas iniciativas se incorporan a lo propuesto por la Reforma Energética en materia de energías renovables, que busca que hacia el 2025, al menos el 30 por ciento de la electricidad consumida en el país provenga de estas fuentes.

Algunos de estos proyectos que se han implementado en Nuevo León son, por ejemplo, el parque eólico ubicado a las afueras de Santa Catarina o el que recientemente inició Cemex, el complejo eólico Ventika I y II, en el municipio de General Bravo; mediante el cual generará electricidad para su comercialización y que entraría en operaciones el próximo año.

El estudio destaca también el potencial del estado en materia de generación fotovoltaica; de hecho, en marzo pasado, el Gobierno del estado, entonces dirigido por Rodrigo Medina, anunció el primer proyecto de este tipo en Galeana, Nuevo León.

Mismo que sería implementado por la empresa francesa Neoen y estaría asentado en un espacio de 92 hectáreas para generar 30 MW de energía e implicaría una inversión de 60 millones de dólares.

Aunado al proyecto de Galeana, en el municipio de Marín, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en conjunto con instituciones privadas, desarrollará un parque fotovoltaico en el transcurso del 2016.

En dicho complejo se invertirían hasta 100 millones de dólares y en una primera etapa tendría capacidad para generar hasta 50 MW de energía.