Monterrey

Sisamex evalúa mercados ante el efecto Trump

Algunos países de Europa se presentan como opciones de la firma de autopartes.
Juan Antonio Lara
jlara@elfinanciero.com.mx
22 febrero 2017 11:18 Última actualización 22 febrero 2017 13:0
Sisamex exporta flechas de transmisión a Alemania y contempla hacerlo a otros países europeos.

Sisamex exporta flechas de transmisión a Alemania y contempla hacerlo a otros países europeos.

Ante la amenaza de Donald Trump de imponer impuestos a las exportaciones mexicanas de autopartes, la empresa Sisamex ya estudia exportar a Europa y otros mercados.

Esta empresa es un fabricante de clase mundial de componentes automotrices para vehículos comerciales. Fabrica ejes, frenos, componentes relacionados y ensambles para camiones y tracto camiones (Clase 5 a 8), así como productos offhighway para la industria agrícola.

“Actualmente hay mucha inestabilidad. Ya desde el año pasado, antes de que ganara Trump, nosotros visualizábamos una pequeña caída en el mercado”, señaló Ismael García, gerente del Centro de Desarrollo Tecnológico y Humano de Sisamex.

Esta empresa exporta más del 80 por ciento de su producción a Estados Unidos, por lo cual contemplan otros mercados, como el europeo.

“Nosotros tenemos dos negocios: uno es la venta de ejes, parte del tren motriz, que lo mandamos a la OEM de México, y en el tema de componentes, exportamos a China, Australia y Alemania, y este mercado está un poco mejor”.

El directivo expresó que exportan flechas de transmisión a Alemania y analizan enviar productos a otros mercados del continente europeo.

La compañía tiene una planta en Monterrey y una subsidiaria en Guadalajara, mientras que en Estados Unidos es socio de la compañía Meritor, que tiene 45 plantes en el mundo.

Para el 2017, la empresa espera producir 250 mil tractocamiones, que representaría una reducción del 10 por ciento respecto al 2016, debido al entorno económico nacional e internacional.

METALSA
Entrevistado aparte, Higinio López Rodríguez, asesor en implementación de proyectos en Metalsa, comentó que en los próximos seis meses se aclarará el panorama para la industria automotriz en México.

Declaró que la cancelación de Ford en San Luis Potosí no afecta los planes de la compañía, porque siguen operando en el sector automotriz.

Y en el peor de los escenarios, que sería el que armadoras ya establecidas cierren plantas en México, López comentó que esto se llevaría entre cuatro y cinco años.

“Llevarse una planta y ponerla en Estados Unidos, o inclusive modificar plantas virtuales para llevarse producciones de aquí, son inversiones millonarias y que llevan tiempo. Entonces, hay que darle tiempo al tiempo. En los próximos seis meses sí vamos a tener claridad de cómo nos va a afectar”, indicó