Monterrey

Sin inversión, el crecimiento económico de México dependerá solamente del TLCAN

OPINIÓN. En México, el promedio de la inversión de los últimos 7 años es de 20 por ciento del PIB, lo que ha resultado en un crecimiento promedio de 2.2 por ciento en el mismo periodo, crecimiento similar al de la población, es decir, insuficiente para incrementar el bienestar económico de la población
VISIÓN ECONÓMICA
Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
21 septiembre 2017 9:33 Última actualización 21 septiembre 2017 9:33
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

El crecimiento de los últimos años en México ha dejado mucho que desear. Gran parte de esta desaceleración se explica por la falta de inversión. Dentro de la demanda agregada, la inversión es un componente que a la par del consumo privado, gasto de gobierno y exportaciones netas, contribuye al crecimiento de la economía. Pero a diferencia del resto, la inversión también contribuye a la expansión de la capacidad productiva, es decir, a la expansión de la oferta agregada o al potencial de crecimiento de la economía.

En economías como China e India el porcentaje de inversión representa 45 y 30 por ciento del PIB, respectivamente, lo que puede verse reflejado en tasas de crecimiento económico del 6 y 7 por ciento en los últimos años.

En México, el promedio de la inversión de los últimos 7 años es de 20 por ciento del PIB, lo que ha resultado en un crecimiento promedio de 2.2 por ciento en el mismo periodo, crecimiento similar al de la población, es decir, insuficiente para incrementar el bienestar económico de la población. Lo más alarmante es que la inversión sigue cayendo.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) divide la inversión fija en capital principalmente en dos rubros: maquinaria y equipo, y construcción. De esta última, la construcción no residencial (o de obras públicas) está cayendo a tasas muy altas. Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la inversión en capital registra un promedio de decrecimiento de alrededor de 22 por ciento anual.

¿Cómo impacta esto a Nuevo León? La entidad es muy dependiente del comercio con los Estados Unidos, sobre todo en la exportación de manufacturas. Si bien Nuevo León reporta durante los últimos 7 meses incrementos en las exportaciones manufactureras de alrededor de 10 por ciento anual, resultado de un mayor dinamismo de la producción industrial estadounidense, la caída en el sector de la construcción está impactando al crecimiento de la entidad.

Por ejemplo, el crecimiento de Nuevo León en 2016 fue de solamente 2.5 por ciento, resultado principalmente del desplome en la inversión en construcción pública en alrededor de 56 por ciento.

Hacia adelante la economía de Nuevo León parece que superará a la nacional, pero no gracias a la inversión. La mayoría de los indicadores adelantados del crecimiento de la producción industrial en Estados Unidos sugieren que la producción industrial se mantendrá sólida. Sin embargo, ¿qué pasará si se cancela el TLCAN? La mayoría de las exportaciones nacionales hacia EUA son bienes manufactureros intermedios, es decir, que están ligados en el proceso de producción del vecino país. Una disrupción comercial propiciaría caídas importantes en dichas exportaciones, restando dinamismo al de por sí bajo crecimiento nacional.

La inversión extranjera, por otro lado, proviene es su gran mayoría de EUA, por lo que si se terminara el TLCAN y sin inversión, ya no habría motor de crecimiento en el país.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.