Monterrey

Siderúrgicas mantienen guerra contra el dumping

El 39 por ciento de los casos de dumping en México están relacionados con la industria de los metales básicos y sus manufacturas, hecho que involucra directamente a empresas que operan en Nuevo León, como Ternium, Tubacero o DeAcero.
Daniel Anguinao
04 marzo 2015 21:44 Última actualización 05 marzo 2015 5:0
[Grupo Technit está integrado por las empresas Ternium, Tenaris y Tecprol/Cuartoscuro] 

[Grupo Technit está integrado por las empresas Ternium, Tenaris y Tecprol/Cuartoscuro]

MONTERREY.- El 39 por ciento de los casos de dumping en México están relacionados con la industria de los metales básicos y sus manufacturas, hecho que involucra directamente a empresas que operan en Nuevo León, como Ternium, Tubacero o DeAcero, que durante años han mantenido una extensa lucha contra estas prácticas.

El pasado 23 de diciembre la Secretaría de Economía (SE) inició una investigación a petición de Tubacero y Tubesa, por discriminación de precios en las importaciones de tubería de acero al carbono de diámetro mayor a 16 pulgadas originarias de Estados Unidos, España e India.
Misma que es respaldada por las compañías Forza SPL, que opera también en Nuevo León; Tubería Laguna, de Gómez Palacio, Durango; y Tuberías Procarsa, de Coahuila.

“Las solicitantes manifestaron que volúmenes crecientes del producto investigado han ingresado al territorio nacional a precios menores a su valor normal en los respectivos países investigados”, expresa el documento de la SE.

Agrega que los fabricantes de los productos en cuestión son las compañías: Welspun, Stupp Corporation, Berg Spiral Pipe, STP Tubular Group y Noksel.

La investigación analiza el 31.4 por ciento de las importaciones de dicho producto realizadas en el lapso del 1 de abril de 2013 al 31 de marzo de 2014, lapso en el que éstas crecieron en un 44 por ciento, señala la dependencia.

Estas prácticas se dieron en el contexto de licitaciones públicas y privadas en México, indica la SE, y que como consecuencia afectan a la producción nacional en pérdida de mercado, baja rentabilidad, ventas y utilización capacidad instalada.

“Los productores nacionales participaron en competencia con ofertas de los orígenes investigados a precios desleales, mismas que permitieron a los adquirientes negociar con los productores nacionales precios más reducidos, obligándolos a reducir precios que en muchos casos los privaron de obtener resultados económicos necesarios para una satisfactoria operación”, señala el documento.

Como resultado, añade, la producción nacional ha sufrió una pérdida de 200 mil toneladas en 2013, con valor aproximado de 300 millones de dólares.

“En el periodo investigado, ingresaron al mercado nacional considerables volúmenes de tubería de acero al carbono con costura, originarias de los EUA, India y España a precios inferiores a los del producto de fabricación nacional, del orden del 30 por ciento”, agrega.

El documento añade que en lo que respecta a Tubacero, la empresa tiene tres inversiones efectuadas, que ascienden a los 90 millones de dólares, que se ven amenazadas por las importaciones desleales.

Y concluye, que “de continuar incursionando las importaciones en condiciones desleales, Tubacero se verá obligada a seguir ofertando sus productos a precios cada vez más reducidos en un afán de conservar lo más posible ocupada su capacidad, que ya de por sí acusa niveles agudos de ociosidad”.