Monterrey

México tiene 'plan B' en caso de que EU termine con el TLCAN: Guajardo

Dentro de este plan está el activar acciones de política pública que permitan sustituir, por ejemplo, el abasto de alimentos, dijo el titular de Economía en un evento en Monterrey.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
31 agosto 2017 15:53 Última actualización 31 agosto 2017 17:27
Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía.

Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía / Félix Vásquez

Monterrey, N.L.- De no concretarse una modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) México activará su plan B, que consiste en movilizar diversas acciones en política pública que permitan, entre otras cosas, sustituir los mecanismos de abasto en el sector alimentos, dijo este jueves Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía.

“Es importante mantener la competitividad, es parte de lo que tenemos en visión clara en el Plan B. ¿Cuál es el plan B? Bueno, no te vas a sentar a negociar con los Estados Unidos (EU) sin tener claramente definido qué vas a hacer si esa negociación de modernización no se concreta”, dijo el funcionario.

Añadió que, “tienes que estar listo para inmediatamente disparar una serie de acciones de política pública que van desde la definición de desgravaciones unilaterales frente a terceros países, la compresión de acuerdos para sustituir mecanismos de abasto para México; hoy nuestro principal abasto en granos, pollo, proteínas cárnicas viene de EU; aunque Brasil y Argentina son países potenciales, por eso estamos negociando con ellos, para poder equilibrar los escenarios de esta negociación”.

En este sentido, Guajardo dijo que es necesario que el Congreso coadyuve en un plan alternativo en materia comercial.

“Dicho plan alternativo tiene que pasar por la intensificación de la diversificación de nuestra conectividad internacional. En este proceso tenemos que estar listos para todos los escenarios posibles", explicó en el marco del Foro de Discusión con Expertos 2017 'TLCAN y el crecimiento económico de México', que realiza la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con motivo de su 60 aniversario.

El funcionario destacó la negociación de México con Europa, en donde va por la quinta ronda de negociaciones, así como con Brasil y Argentina, con quienes está trabajando en una ampliación de preferencias comerciales.

Agregó que la Alianza Pacífico tomó la decisión de admitir estados asociados, por lo que a partir de septiembre "estaremos negociando con Nueva Zelanda, Australia, Singapur y Canadá la incorporación en el protocolo de comercio e inversión de Alianza del Pacifico”.

Sin embargo, aclaró que esto tiene que ser acompañado con acciones "inmediatas" en materia de política arancelaria y del marco legislativo.

"Los tratados tienen un gran valor al dar certidumbre a los inversionistas. No nos podemos dar el lujo, simplemente porque Estados Unidos llegara a salir del NAFTA, de enviar el mensaje equivocado a quienes confían e invierten en México”.

Por ello, insistió que la salida de EU del TLCAN puede ser sustituida por un marco legislativo cuidadosamente diseñado por el Congreso para seguir alentando las inversiones extranjeras en México.

"Ustedes (legisladores) van a tener que estar muy cerca de esta negociación. Independientemente de las claras atribuciones que tiene el Senado de la República en materia de tratados comerciales internacionales, la encrucijada que estamos librando –que no es exclusiva del secretario de Economía ni del presidente de la República- es un reto del Estado Mexicano, es un reto de México que todos lo tenemos que enfrentar juntos”, les dijo.


El principal estratega negociador del TLCAN señaló que México se debe de acostumbrar a que el presidente de EU, Donald Trump va a querer seguir negociando vías redes sociales (Twitter) “cada vez que sienta que no tiene el suficiente apoyo de las corrientes tradicionales”.

“Ésta (la de EU) fue una elección atípica, es una elección que está mostrando grados claros de polarización de la sociedad. Cada vez que la administración en Washington siente que no tiene los apoyos de las corrientes tradicionales se refugia en su discurso fundamental orientado a su base básica de apoyo; así es que si estamos esperando a que eso cambie, eso no va a cambiar.

“Lo que tenemos que tener claro en la mesa son las consecuencias, tanto para ellos, como para nosotros, de que no lleguemos a un acuerdo. Así es que no es casualidad la reinsistencia de querer negociar en 140 caracteres. Eso será algo a lo que nos tendremos que acostumbrar, pero lo importante es lo que finalmente pase en la mesa y lo que podemos ir avanzando”, señaló.

Sin duda, dijo, el tema político seguirá influyendo y va a depender mucho de las circunstancias integrales que está enfrentando la administración en Washington.

El funcionario reiteró que no descarta que cualquiera de los miembros decida no seguir en la negociación.

“En general hay que tener claridad de que el comercio seguirá bajo diferentes circunstancias y sin duda tendrá impactos que hay que saber regular y amortiguar, y políticas industriales para acompañar esos impactos. Estamos en la mesa constructivamente viéndole la viabilidad a esta negociación, pero listos para cualquier escenario alternativo”.

Al ser cuestionado por los medios de comunicación sobre cómo se afectaría la inversión extranjera del país en un escenario sin TLCAN, Guajardo Villarreal señaló que “lo que tendrías que hacer es dar las mismas garantías dentro de tu legislación local, es decir, mandar una iniciativa que pueda cubrir la protección de los inversionistas”.

Con información de Víctor Chávez.