Sí se puede ser emprendedor a los 58 años: Garza Medina
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sí se puede ser emprendedor a los 58 años: Garza Medina

COMPARTIR

···

Sí se puede ser emprendedor a los 58 años: Garza Medina

El fundador de Grupo Topaz y expresidente de Alfa aconsejó poner en práctica la experiencia adquirida.

Sonia Coronado
07/06/2018
Actualización 07/06/2018 - 9:34
Dionisio Garza, expresidente de Grupo Alfa

Dionisio Garza Medina, expresidente de Alfa y líder de Grupo Topaz, dijo que es posible ser emprendedor después de los 50 años, sólo es necesario saber utilizar la experiencia acumulada y ponerla en práctica, consejo que siguió al pie de la letra con su propio conglomerado.

“Salí de Alfa en 2010 y durante dos años me dediqué a hacer cosas personales que por el tipo de trabajo que tenía, no podía hacer. En realidad, Topaz la fundé en 2012 (…) Estuve viendo algunas empresas para ver si compraba alguna y no me interesó ninguna, entonces decidí fundar la compañía en donde vemos la parte de educación, bienes raíces y energía. Yo empecé Topaz a los 58 años, sí se puede ser emprendedor a esta edad”.

Previo a Topaz, Garza Medina fue director y presidente del consejo y ocupó otros cargos, durante 35 años, dentro de Alfa, y durante 13 años fue presidente del Consejo Ejecutivo de la Universidad de Monterrey (Udem).

Ante miembros del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el estratega señaló que decidió incursionar en el en el segmento de educación por varios motivos, teniendo siendo el principal, el poder dar educación de calidad a un menor precio.

“¿Por qué educación? Yo siempre prensé que tuve mucha suerte en tener la educación que tuve; hice mi carrera en Standford y la maestría en Harvard y me preguntaba por qué no se le daba más oportunidades a los mexicanos. Ahora tengo la U-Erre, Advenio, Iesalud, Kinedu y Unid; ya estamos presentes en más de 40 ciudades de México, tenemos más de 50 mil alumnos y somos el tercer grupo educativo del país. Mi ambición es dar la mejor educación al menor precio posible, sí se puede y creo que puede contribuir a que mucha gente tenga acceso a calidad de entrenamiento con precios bajos. Este es un tema de emprendedurismo social, no es un negocio en sí”.

Comentó que desde que estuvo en Alfa tuvo la confianza de que cuando se diera la reforma energética, sería una oportunidad que no debería dejar pasar.

“¿Por qué me metí al negocio de energía? A mí me tocó, mientras fui el director y presidente de Alfa, llevarla con Pionner en Estados Unidos porque no se podía invertir en México, y en aquellos años yo pensé que era buena idea que Alfa se entrenara y se iba a preparar para cuando viniera la reforma. Yo le aposté a que iba a haber reforma energética y, me gustó desde ese entonces. Cuando sale la reforma dije ‘aquí hay para todos’", detalló.

"Esta industria no sólo necesita de capital, sino también de inteligencia, análisis y comencé a traer al mejor equipo y fundé Jaguar. Y por qué Jaguar. Para que no hubiera duda de que es una empresa cien por ciento mexicana. Y hoy tenemos 11 pozos para explorar”, explicó.