Monterrey

¿Seguirá subiendo el acero?

OPINIÓN. En el mercado de futuros de NY el precio del acero muestra una tendencia a la baja a partir de los contratos con vencimiento en octubre del 2016.
ENTORNO
MACRO-
ECONÓMICO

GABRIELA
SILLER
26 mayo 2016 9:20 Última actualización 26 mayo 2016 9:28
Gabriela Siller

Gabriela Siller

En lo que va del año el precio del acero se ha incrementado casi 50 por ciento pasando de 391 a 581 dólares por tonelada métrica. A diferencia del resto de los metales industriales, que han mostrado un incremento moderado, el alza en el acero se debe a las medidas tomadas a nivel global por la sobreoferta de este metal, que surgió primero como consecuencia de la desaceleración en China y el bajo crecimiento en el globo.

Además, el gobierno chino está subsidiando la producción de acero en su país, como consecuencia de políticas que tratan de reavivar el crecimiento, pero teniendo como resultado un mayor exceso de oferta y precios de exportación chinos por debajo de sus costos de producción, lo cual se considera dumping.

Así, el primer incremento en el precio se dio luego de que Estados Unidos impusiera una tarifa de 266 por ciento a las importaciones de acero provenientes de China. Asimismo, el 18 de abril, representantes de gobiernos de Canadá, Unión Europea, Japón, México, República de Corea, Suiza, Turquía y los Estados Unidos se reunieron en Bruselas para abordar la crisis que está provocando la sobreoferta de acero, en donde propusieron medidas para enfrentar los problemas de la industria siderúrgica.

Los gobiernos se comprometieron a garantizan que no se ofrecieran subsidios u otro tipo de apoyo estatal a la industria siderúrgica, para evitar una guerra de precios a nivel mundial en este metal. Sin embargo, en México el incremento en el precio se ha magnificado por el alza en el tipo de cambio lo cual está afectando sobre todo a los pequeños productores que utilizan el acero como insumo.

El incremento en el precio está resultando en mayores costos y menores márgenes, así como ajustes constantes en las cotizaciones otorgadas y una mayor incertidumbre que finalmente se traduce en una menor producción. La industria metal mecánica es la más afectada.

Cabe destacar que los inventarios de acero globales han caído 4.95 por ciento en lo que va del año, de 26.33 millones de toneladas métricas a 25.83 millones. Asimismo, de acuerdo con la Asociación Mundial del Acero, la producción retrocedió en 3.6 por ciento con respecto al año anterior, en donde destaca la disminución de 3.1 por ciento en Asia y de 7 por ciento en Estados Unidos, en comparación al primer trimestre del 2015. No obstante, la producción de China se incrementó 2.9 por ciento, por los incentivos dados por el gobierno de ese país.

Por su parte, se espera que durante el 2016 la demanda de acero a nivel mundial se contraiga en 0.8 por ciento. ¿Ante este escenario se espera que el precio siga subiendo a nivel internacional? No necesariamente.

En el mercado de futuros de NY el precio del acero muestra una tendencia a la baja a partir de los contratos con vencimiento en octubre del 2016. En teoría, el precio de los activos en el mercado de futuros debería tener tendencia de alza, ya que el precio futuro es un reflejo del valor del dinero en el tiempo y la expectativa de tasas es al alza.

Por anterior, la disminución de los precios futuros del acero puede estar implicando la percepción del mercado de que el precio actual es sólo una sobre reacción a los acontecimientos en torno al acero y a las sanciones impuestas por Estados Unidos. Para el caso de México la expectativa es que el precio deje de subir pero que no se ajuste a la baja, debido a la incertidumbre en torno al tipo de cambio.

* Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.