Monterrey

¿Seguirá a la baja el tipo de cambio?

OPINIÓN. El dólar se ha depreciado debido a indicadores poco favorables de Estados Unidos, en especial la inflación que salió por debajo de la expectativa, lo cual el mercado interpretó como una menor posibilidad de que la Fed suba su tasa de referencia nuevamente este año.
ENTORNO MACRO-ECONÓMICO
Gabriela Siller
gsiller@bancobase.com
20 julio 2017 10:30 Última actualización 20 julio 2017 10:30
Gabriela Siller, economista.

Gabriela Siller, economista.

El tipo de cambio tocó un nuevo mínimo en el año de 17.4503 pesos por dólar. Desde el máximo histórico de 22.0385 pesos por dólar alcanzado en enero, hasta el mínimo de hoy, el peso muestra una apreciación de 20.82 por ciento o 4 pesos y 58 centavos. En el año, el peso muestra una apreciación de 15.81 por ciento o 3 pesos con 27 centavos. La apreciación del peso ha sido causada por varios factores.

En primer lugar, el dólar ha perdido terreno de forma sostenida debido al deterioro de la credibilidad de Donald Trump y a los problemas que tiene al interior de su gobierno, lo cual “lo distrae” de emitir comentarios proteccionistas o en contra del TLCAN.

Asimismo, el dólar se ha depreciado debido a indicadores poco favorables de Estados Unidos, en especial la inflación que salió por debajo de la expectativa, lo cual el mercado interpretó como una menor posibilidad de que la Fed suba su tasa de referencia nuevamente este año.

De manera paralela la expectativa de que Banco de México mantenga una tasa de interés de referencia cerca de los niveles actuales durante la mayor parte de 2018 ha propiciado la entrada de capitales a México.

Cabe destacar que desde diciembre de 2015, el Banco de México ha subido su tasa de referencia en 400 puntos base a 7 por ciento. Con esto, el diferencial entre la tasa de interés interbancaria a 28 días y la LIBOR a un mes se amplió desde 310 puntos base hasta 613 puntos base, el nivel más alto desde abril de 2009, a pesar de los incrementos a la tasa de referencia de la Reserva Federal.

Las mayores tasas de interés en México resultan más atractivas para los inversionistas del exterior, lo que eleva el potencial de apreciaciones para el peso frente al dólar.

Por otro lado, el precio del petróleo que también es determinante del peso, se ha recuperado cerrando el WTI la semana anterior con una ganancia de 5.36 por ciento, cotizando cerca de 46.60 dólares por barril.

También están los datos económicos positivos de China que reducen la aversión al riesgo.

Finalmente, se espera que sigan entrando capitales del exterior no sólo de origen extranjero sino también de nacionales que aprovechen el programa de repatriación de capitales que fue ampliado hasta el 19 de octubre. Con esto se amplía la ventana de tiempo para que la población con recursos en el extranjero pueda ingresarlos a México tomando ventaja de beneficios fiscales.

Lo anterior podría ser favorable para la cotización del peso durante la segunda mitad del año, que en contra de toda posibilidad podría acercarse a su nivel de equilibrio si las condiciones continúan siendo propicias para la apreciación.

La autora es Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.