Monterrey

Traslado de 39 reos a penitenciarías federales en NL genera motín

En lo que va de la administración de Jaime Rodríguez, éste es el sexto motín reportado en centros penitenciarios, los cuales hasta el momento han dejado un saldo de 53 muertos y 39 heridos.
Esther Herrera
19 junio 2017 16:2 Última actualización 19 junio 2017 19:42
Penal de Topo Chico. (Cuartoscuro/Archivo)

Penal de Topo Chico. (Cuartoscuro/Archivo)

Internos del penal del Topo Chico se amotinaron este mediodía ocasionado por el traslado de 39 reos a diferentes reclusorios del país.

En lo que va de la administración de Jaime Rodríguez, éste es el sexto motín reportado en centros penitenciarios, los cuales hasta el momento han dejado un saldo de 53 muertos y 39 heridos.

En las redes sociales empezó a reportarse movilización policiaca en los alrededores del centro penitenciario, así como fotografías donde se observaban los internos en las azoteas

Desde afuera se observó una columna de humo y de acuerdo con testimonios de familiares y vecinos del lugar, se escucharon detonaciones de armas de fuego, e incluso se reportó quema de algunos colchones.

En redes sociales circularon fotografías donde se aprecian pancartas sostenidas por los internos en las cuales se leían leyendas: “No queremos estar aquí” y otra que muestra rechazo a un reo apodado “Kakino”.

En conferencia de prensa, el vocero de Seguridad, Aldo Fasci, aseguró que no hay muertos ni personas lesionadas. Sin embargo, al lugar de los hechos acudieron tres ambulancias de la Cruz Verde.

Familiares de los internos se encuentran afuera del penal y reclaman información sobre la situación y condiciones en que se encuentran sus seres queridos.

Entre los internos reubicados se encuentra Julio César Pardo Leyva, alías “La Yuli”, quien era considerado líder entre los internos.
Asimismo, el vocero descartó que un grupo o reo quisiera tomar el control del penal.

Señaló que las autoridades tienen bajo control el interior del centro penitenciario.

Las protestas realizadas por los internos se debieron a un rumor de un supuesto reo que tomaría el control del penal tras el traslado de internos de esta mañana.

“Es un rumor que nació en la calle para desestabilizar el penal, lo infiltraron y lo desestabilizaron, nosotros no le vamos a dar más cuerda a ese rumor”, indicó.

Los disturbios dejaron un interno con lesiones menores que fue atendido en el mismo centro penitenciario. La revisión no dejó decomisos importantes que reportar.