Monterrey

Se agudiza el desempleo en la construcción en el sur de Tamaulipas

Obreros buscan trabajo afuera de las plantas industriales de Altamira, llevan meses sin laborar.
Teresa Macías
Corresponsal
15 febrero 2017 16:57 Última actualización 15 febrero 2017 16:57
Diariamente de 300 a 600 obreros se apostan afuera de las plantas industriales como BASF, Dynasol,Enertek y Petrocel.

Diariamente de 300 a 600 obreros se apostan afuera de las plantas industriales como BASF, Dynasol,Enertek y Petrocel.

Un fuerte desempleo en la zona sur de Tamaulipas es lo que reportan trabajadores del sector metalmecánico, ya que desde el 2016 se han mantenido desempleados.

Diariamente de 300 a 600 obreros se apostan afuera de las plantas industriales como BASF, Dynasol,Enertek, Petrocel y también en Refinería Madero, informó el obrero Agustín Martínez.

"Aquí estamos (afuera de Enertek) por lo menos 300 personas diariamente, venimos desde noviembre que nos enteramos del proyecto, a buscar trabajo, nos movemos a otras plantas como BASF o Dynasol donde nos enteramos que hay trabajo, pero ha estado muy difícil porque no ha habido mucho".

Comenta Roberto Hernández, un trabajador de 50 años de oficio soldador, que es difícil cuando tienen una familia que mantener.

"He tenido que vender ropa usada en el rodante, porque tengo mas de 8 meses sin trabajar, nos la hemos visto muy difícil, e irnos a Monterrey o a San Luis Potosí ya no es una opción, porque nos pagan muy poco, estamos aguantando esperando un empleo".

Mencionó que en la zona sur les pagan de tres a cuatro mil pesos a la semana, haciendo trabajos de pintura, albañilería, a soldadores, paileros, tuberosa, electricistas y ayudantes de ingeniero, pero en ciudades como Monterrey donde si hay trabajo, este se ha malbaratado mucho y les ofrecen de dos mil a dos mil 500 pesos a la semana.

"No nos conviene irnos a Monterrey porque hay que pagar comida, hospedaje, luz y aparte mandar a nuestra casa el gasto y con lo que pagan allá no nos sale".

Aunque reconoce que hay escasez de trabajo prefieren quedarse en casa que irse a otros estados, ya que advierten la mano de obra se paga por debajo de su valor.

"Estamos desde las siete de la mañana hasta las tres de la tarde, tenemos ocho horas aquí parados y no nos dicen nada, al contrario vemos que las empresas constructoras muchas le dan preferencia a la gente de otro lado, están trayendo mano de obra de Ensenada, la Ciudad de México, de Tuxpan y Aguascalientes, habiendo gente de sobra que es de esta zona".

Gabriel Lozano, un obrero de la construcción, dijo que antes trabajaron en Dragados Offshore en el puerto de Tampico, pero que por la crisis petrolera se perdieron muchos empleos.

"Estuve trabajando en Monterrey pero me regrese porque allá las empresas constructoras no dan Seguro Social y un compañero se cayó de una altura considerable y se rompió las costillas y no tenia seguro, la compañía no se hizo responsable, me espante y por eso me regrese a Tampico, y aquí ando buscando trabajo".

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Tampico, reportó que en al cierre del cuarto trimestre del 2016, se habían perdido cinco mil empleos en este sector y que la caída representa un 12% del empleo ofertado en esta industria.

Pidieron el apoyo del Servicio Nacional del Empleo para que les den un apoyo para buscadores de empleo, un programa que en otros años se ha aplicado, pero que este año no se ha visto nada.