Monterrey

SAT pretende incorporar al reciclaje a la formalidad

Funcionarios del Servicio de Administración Tributaria explican que las personas que recolectan fierro, cobre, vidrio, aluminio, cartón o papel tendrían que incorporarse para estar al corriente en sus contribuciones fiscales.
Juan Antonio Lara/Corresponsal
02 abril 2014 18:20 Última actualización 02 abril 2014 18:20
Reciclaje de PET. (Bloomberg/Archivo)

El SAT señala que el régimen surgió por los abusos que se cometían en la industria del reciclaje. (Archivo)

MONTERREY.- A través del Régimen Especial de la Industria del Reciclaje, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca incorporar a la formalidad a todos los recolectores de materiales como fierro, cobre, vidrio, aluminio, cartón y papel, entre otros.

Fernando Martínez Coss, Administrador Central de Gestión de Calidad del SAT, y Samuel Magaña Espinosa, Administrador Central de Normatividad de Auditoría Fiscal Federal del SAT, señalaron que este régimen surgió por los abusos que hubo en el pasado en esta industria.

Señalaron que a quienes se incorporen voluntariamente a este esquema, así como los demás que contempla la reforma fiscal, se les darán todas las facilidades, pero a los que no, se les aplicará todo el peso de la ley.

Los funcionarios participaron en el Foro Fiscal “Crezcamos Juntos” organizado por el Instituto Nacional de Recicladores, que agrupa a empresas que compran materiales para su reciclaje.

Al hablar sobre los cambios en materia fiscal para este 2014, Martínez dijo que la nueva política del SAT es que a los contribuyentes cumplidos se les dará toda clase de facilidades, pero a los evasores o quienes engañen al fisco, se les aplicará todo el peso de la ley.

“El objetivo es involucrar a las personas que se dedican al acopio y venta de material para reciclaje en la formalidad, para que tributen de manera práctica, proporcional y progresiva a través de un modelo que va de la informalidad a la formalidad”, explicó el funcionario del SAT.

Comentó que ahora los recolectores de estos materiales deberán inscribirse en el Registro Federal de Causantes (RFC), cuando en el pasado no lo hacían.