Monterrey

Santa Fe analiza incursionar al segmento de gas comprimido

La comercializadora abastecerá a la industria de NL.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
18 noviembre 2016 8:45 Última actualización 18 noviembre 2016 8:49
Etiquetas
Expectativa

La compañía estima que los precios del gas natural en los siguientes meses se mantendrán en el rango de entre dos y cuatro dólares por millón de BTU.

Santa Fe analiza incursionar en el mediano plazo en el negocio de
gas comprimido, debido al crecimiento que este segmento tendrá en los próximos años, tanto en el Estado como en el país, dijo Santiago
García, director general de la empresa
.

“(En Nuevo León) hay planes muy interesante para convertir toda la planta vehicular a gas natural comprimido, como lo hemos visto en otros países (…) es un nicho que no es tan grande pero está creciendo sobre todo en el Norte del país, que es donde estamos viendo la mayor demanda.

En este orden de ideas, dijo “el área de oportunidad son dos, por un lado nosotros surtir el gas a estas compañías de gas comprimido y en un segundo momento, quizás considerar cierto tipo de inversión
minoritaria, precisamente en este tipo de compañías, estamos considerando las dos alternativas”, dijo.

Santa Fe es una comercializadora de gas natural que iniciará
operaciones comerciales a partir del próximo año, la empresa forma parte del Grupo Fermaca, empresa que presta servicios de energía y logística de combustible y dueña y operadora de los sistemas Palmillas-Toluca en el centro de México, y Corredor Chihuahua
que parte desde la frontera con Estados Unidos.

El directivo señaló que Monterrey se consolidará como uno de los ejes más importantes del crecimiento energético de la región de Norteamérica en los próximos años, dada su industria.

“El crecimiento de Monterrey continuará en los siguientes 10 o 20 años.

“Definitivamente va seguir siendo un eje de crecimiento en México. Este corredor energético con Estados Unidos y Canadá parece que se va a terminar formando, siendo Monterrey uno de los hub más importantes del crecimiento energético de la región Norteamérica”,
mencionó.

En cuanto al comportamiento de precios, consideró que estarán “más o menos estables” en un rango de dos a cuatro dólares por millón de BTU, por lo que difícilmente llegarán a los seis dólares.