Monterrey

¿Sabes cuál es la forma más inteligente de invertir?

OPINIÓN. Existe una diferencia entre los beneficios que obtiene el desarrollador inmobiliario del proyecto y el inversionista que busca formar parte del mismo.
COLUMNISTA 
INVITADO

CARLOS E.
ROUSSEAU
05 abril 2016 9:56 Última actualización 05 abril 2016 10:17
Carlos E. Rousseau

Carlos E. Rousseau

Actualmente, los mercados financieros presentan gran incertidumbre y volatilidad, las divisas principales presentan inestabilidad, los mercados accionarios atraviesan un periodo volátil y las tasas de interés han estado bajas.

Estos factores han provocado que los inversionistas comiencen a explorar alternativas para diversificar su portafolio, tales como los bienes raíces, y sortear así la fase desalentadora que atraviesan los tradicionales vehículos de inversión.

Una gran parte de los inversionistas han comenzado a adoptar la costumbre de invertir en un proyecto inmobiliario durante la etapa de preventa, pero ¿qué rendimiento se puede esperar? ¿Cuál es su mecanismo?.

Existe una diferencia entre los beneficios que obtiene el desarrollador inmobiliario del proyecto y el inversionista que busca formar parte del mismo.

Para un desarrollador, las preventas han representado una fuente importante de recursos. Éstas disminuyen el riesgo comercial del proyecto, ya que consumen gran parte del inventario del proyecto durante sus etapas más críticas: la planeación y la construcción.

No obstante, para un inversionista, la ventaja es mucho mayor. En la mayoría de los casos, con los esquemas vigentes de preventa, un inversionista de bienes raíces (comprador) podría lograr un rendimiento incluso superior al que obtiene el desarrollador.

Tomemos el siguiente ejemplo. Comprar un departamento a precio de preventa de dos millones de pesos, en el cual se solicita un enganche del 10 por ciento del precio y 20 por ciento en mensualidades durante la obra; el 70 por ciento restante con la escrituración del mismo. Si el inversionista de la unidad se espera al final del periodo y revende su unidad, podría lograr un 37 por ciento de rendimiento anual promedio sobre el capital invertido a esa fecha.

En Orange realizamos un análisis del rendimiento que se ha otorgado a quienes nos han comprado en preventa y descubrimos que nuestro cliente ha logrado un rendimiento del 14 por ciento anual; mientras que otros instrumentos, como Cetes, Fibras o la Bolsa Mexicana de Valores, ofrecen un 4.9 por ciento en promedio del periodo analizado. Por esto, podemos comentar que invertir en preventa es, sin duda, una excelente alternativa.

* El autor es socio fundador y CEO de Orange Investments.


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.