Monterrey

Revaluación de los inventarios o del costo de lo vendido

OPINIÓN. Gentiles lectores, estamos viviendo el final de otro ejercicio fiscal y, para algunas empresas resultará de interés analizar el impacto que tendría que llevar a cabo la actualización de ciertas partidas, como los inventarios o el costo de lo vendido.
AURA FISCAL
César Aguilar Hernández
cesar.aguilar@ ah-abogados.com
30 noviembre 2017 10:42 Última actualización 30 noviembre 2017 10:42
César Aguilar, consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

César Aguilar, consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

Distinguidos lectores, sobre el tema en comento, si bien la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) en vigor, en su artículo 39, último párrafo, establece “… que no se dará efectos fiscales a la revaluación de los inventarios o del costo de lo vendido …”, también es cierto que, dicha limitante fue declarada violatoria del principio de proporcionalidad tributaria, por nuestros Tribunales Federales, en diversas tesis.

El último de los precedentes, publicado el 24 de noviembre de este año, cuyo rubro es: “…Renta. el artículo 39, último párrafo, de la ley del impuesto relativo, que establece que no se darán efectos fiscales a la revaluación de los inventarios o del costo de lo vendido, transgrede el principio de proporcionalidad tributaria…”, establece que “… el no reconocer el efecto inflacionario en la valuación de esos inventarios o del costo de lo vendido, provoca que los contribuyentes paguen de manera desproporcionada…”.

Ahora bien, acorde con la Norma de Información Financiera (NIF) A-5, el costo, es definido como “… el valor de los recursos que se entregan o se prometen entregar a cambio de un bien o un servicio adquirido por la entidad, con la intención de generar ingresos. …”, por su parte la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver sobre la litis planteada cuando la venta de inventarios adquiridos o producidos en ejercicios distintos al de la venta, falló a favor de los contribuyentes en el sentido de que para que el ISR se ajuste a la capacidad contributiva del sujeto pasivo de la obligación fiscal, es menester reconocerle el efecto inflacionario en esos inventarios o costo de lo vendido.

Gentiles lectores, estamos viviendo el final de otro ejercicio fiscal y, para algunas empresas resultará de interés analizar el impacto que tendría que llevar a cabo la actualización de ciertas partidas, como los inventarios o el costo de lo vendido, en razón de que podría repercutir en una disminución de la carga fiscal y, en este escenario, aportaremos algo, para hacer más feliz, la navidad de algunos contribuyentes.

El autor es consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.