Monterrey

Resumen del mercado cambiario durante noviembre

OPINIÓN. La posibilidad de que la política monetaria se vuelva más restrictiva es un factor que podría moderar los riesgos al alza para el tipo de cambio durante diciembre y en el primer trimestre de 2018.
ENTORNO MACRO-ECONÓMICO
Gabriela Siller
gsiller@bancobase.com
30 noviembre 2017 11:9 Última actualización 30 noviembre 2017 11:9
Gabriela Siller, economista.

Gabriela Siller, economista.

Durante el mes de noviembre el peso se ha apreciado 60 centavos, cotizando hasta ayer 29 de noviembre en 18.54 pesos por dólar, siendo el primer avance mensual del peso desde julio, cuando los mercados comenzaron a especular en su contra poco antes de que comenzara la renegociación del TLCAN. Han sido varios los motivos detrás de la recuperación del peso mexicano durante noviembre, entre los que se destacan los siguientes:

1.- Una reducción de la especulación relacionada con la quinta ronda en la renegociación del TLCAN. La cuarta ronda que concluyó el 17 de octubre cerró con claras diferencias entre los oficiales de México y Estados Unidos, principalmente por las exigencias del equipo estadounidense en cuanto a reglas de origen del sector automotriz, las cuales fueron consideradas como inviables por las contrapartes de México y Canadá. En la quinta ronda, la ausencia de los ministros de los tres países permitió que la atención se enfocara exclusivamente en los avances con un menor grado de ruido político. También se destacó que la sexta ronda oficialmente será en enero del siguiente año, eliminando al riesgo de que el TLCAN se disuelva en el corto plazo.

Por último, el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, destacó que el país está dispuesto a revisar el tratado comercial cada cinco años, aunque excluyendo la cláusula de muerte súbita que propone Estados Unidos, lo que permitió al mercado interpretar que en la renegociación se podrían comenzar a dar acuerdos.

2.- El dólar estadounidense perdió de forma sostenida. El índice ponderado del dólar registró al 29 de noviembre un retroceso mensual de 1.46 por ciento, perdiendo terreno frente a la mayoría de sus principales cruces, en particular frente al peso mexicano. El debilitamiento del dólar se debe en parte a las dificultades en el Congreso estadounidense para lograr la aprobación de la muy anunciada reforma tributaria. Durante el mes se dudó de la capacidad de los republicanos en el Senado para impulsar un recorte a la tasa de impuestos corporativa a 20 por ciento y una reducción de restricciones a la repatriación de capitales, pues habría como consecuencia un incremento de la deuda pública más allá de una década. La lentitud y la falta de acuerdos al interior del Partido Republicano, permitió que se redujera la demanda por dólares en el mercado cambiario.

3.- A finales de octubre, la Comisión de Cambios anunció una expansión a su programa de coberturas cambiarias de cuatro mil millones de dólares. Las subastas se han llevado a cabo cada miércoles desde el 1 de noviembre y concluirán el 6 de diciembre. Cabe agregar que las coberturas colocadas serán renovadas a vencimiento.

4.- Durante el mes, en particular durante las últimas dos semanas, se comenzaron a elevar nuevamente los riesgos al alza para la inflación. El índice de precios general correspondiente a la primera quincena de noviembre sorprendió al alza al ubicarse en una tasa interanual de 6.59 por ciento y una tasa quincenal de 0.92 por ciento, lo que elevó las expectativas de inflación para el cierre del año e incrementó a 70 por ciento la probabilidad de que Banxico decida subir su tasa de referencia.

Asimismo, las minutas de política monetaria destacaron un lenguaje restrictivo de la Junta de Gobierno, haciendo énfasis en que se observa un sesgo al alza para las expectativas de inflación y agregando que varios riesgos vuelven poco creíble el alcance de la meta del 3 por ciento el próximo año.

La posibilidad de que la política monetaria se vuelva más restrictiva es un factor que podría moderar los riesgos al alza para el tipo de cambio durante diciembre y en el primer trimestre de 2018.

Cabe agregar que casi a final del mes, el ex Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, se postuló como precandidato a la Presidencia por el PRI, anunciando que iniciará el proceso para ser el candidato por ese partido el siguiente año. Su postulación se hace al amparo del gobierno en turno. Además, parece ser un candidato que está a favor de la economía de mercado, lo cual en el largo plazo puede disminuir las presiones sobre el tipo de cambio.

Por otro lado, es importante señalar que el Presidente Enrique Peña Nieto, designó a Alejandro Díaz de León como nuevo Gobernador del Banco de México a partir del 1 de diciembre. Díaz de León ya ocupaba un lugar en la Junta de Gobierno, participando como Subgobernador en la toma de decisiones de política monetaria y es visto por los mercados como un elemento adecuado para ubicarse al frente del Banco Central.

Cabe destacar que aún falta que el Presidente designe al nuevo Subgobernador, pero no se espera que genere movimientos en el tipo de cambio.

La autora es Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.