Monterrey

Resumen cambiario 2015

OPINIÓN. Los tres principales determinantes de la volatilidad cambiaria y de las ganancias del dólar durante el año fueron la especulación en base a la política monetaria de la Fed, la postura monetaria relativa entre la Reserva Federal y otros bancos centrales de economías avanzadas y la aversión al riesgo por un deterioro en las expectativas de crecimiento globales.
Gabriela Siller
02 diciembre 2015 20:41 Última actualización 03 diciembre 2015 4:55
Etiquetas
Dólar junto a estampa de la virgen. (Cuartoscuro)

Dólar junto a estampa de la virgen. (Cuartoscuro)

En lo que va del 2015 al 2 de diciembre, el peso muestra una depreciación de 11.13 por ciento, cotizando alrededor de 16.60 pesos por dólar. En el año, el tipo de cambio tocó un mínimo de 14.4357 pesos por dólar el 15 de enero y un máximo histórico de 17.3479 pesos por dólar el 24 de septiembre.

Los tres principales determinantes de la volatilidad cambiaria y de las ganancias del dólar durante el año fueron la especulación en base a la política monetaria de la Fed, la postura monetaria relativa entre la Reserva Federal y otros bancos centrales de economías avanzadas y la aversión al riesgo por un deterioro en las expectativas de crecimiento globales.

1. La política monetaria de la Fed.

Desde el 2013, la expectativa de que la Fed se encuentra en camino a subir su tasa de referencia por primera ocasión desde 2006, luego de mantenerla en un mínimo histórico de 0 a 0.25 por ciento durante siete años, permitió la especulación para los participantes del mercado cambiario.

El argumento detrás de las posturas especulativas, es la idea de que podría existir un reajuste de capitales a nivel global una vez que las tasas en Estados Unidos se encaminen a niveles pre-crisis, cuando la tasa objetivo se ubicaba en 5.25 por ciento y la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años oscilaba entre 4.5 y 5.3 por ciento.

Durante la crisis de 2008, la adopción de una postura altamente acomodaticia por parte de la Fed elevó el atractivo de los instrumentos del mercado de dinero en economías emergentes, ocasionando fuertes flujos de inversión de cartera. Para el caso de México, los flujos de inversión en cartera ascienden a un total de 280.6 mil millones de dólares de 2010 al tercer trimestre de 2015.

Los flujos de capitales también han sido denominados como desbalances macroeconómicos. Durante el año, los especuladores, bajo el supuesto de que los inversionistas ajustarán sus portafolios en base a las tasas esperadas, comenzaron a incrementar sus posturas a favor del dólar con la publicación de noticias económicas que apuntasen a una Reserva Federal menos acomodaticia.

Los principales indicadores catalizadores de dichas posturas pro-dólar fueron la nómina no agrícola y la tasa de desempleo de Estados Unidos, los comentarios de miembros del FOMC de la Fed y la guía hacia adelante contenida en documentos oficiales. Asimismo, los datos de crecimiento económico, manufactura e inflación, fueron empleados como argumento por parte de los inversionistas para ocasionar ganancias o pérdidas del mercado cambiario frente al dólar.

La próxima semana detallaremos los dos factores restantes.


*La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.