Monterrey

Reporta Gruma baja de 0.2% en EBITDA

La empresa regiomontana señaló que su flujo operativo al cierre del trimestre se ubicó en dos mil 802 millones de pesos, cifra menor a los dos mil 806 millones de pesos del tercer trimestre de 2016.
Alejandra Mendoza
amendoza@elfinanciero.com.mx
19 octubre 2017 11:47 Última actualización 19 octubre 2017 11:47
Gruma

(Cortesía Gruma)

Durante el tercer trimestre de este año, Gruma reportó un descenso del 0.2 por ciento en su flujo de operación (EBITDA, por sus siglas en inglés), respecto al mismo periodo del año pasado.

La empresa regiomontana señaló que su flujo operativo al cierre del trimestre se ubicó en dos mil 802 millones de pesos, cifra menor a los dos mil 806 millones de pesos del tercer trimestre de 2016.

Las ventas netas también registraron una baja, al reportar 17 mil 135 millones de pesos, cantidad 0.4 por ciento inferior a los 17 mil 209 millones de pesos del mismo trimestre del año pasado.

En contraste, en el trimestre en cuestión la utilidad neta mayoritaria se ubicó en mil 659 millones de pesos, ocho por ciento superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior que fue de mil 535 millones de pesos.

“Esta mejora se debió principalmente a una mayor propiedad de Grupo Industrial Maseca (Gimsa) en relación con la reciente recompra de la participación pública de la misma y de los intereses minoritarios en las plantas del grupo en México”, explicó el reporte.

AVANZA RECOMPRA DE GIMSA
La compañía informó que adquirió la mayor parte, es decir, un 99.9 por ciento, del 14.5 por ciento de las acciones públicas de Grupo Industrial Maseca (Gimsa) en México, con la finalidad de deslistarla en el corto plazo de la Bolsa de Valores.

“Adicionalmente, Gruma y Gimsa adquirieron los intereses minoritarios que todavía existían en algunas de sus plantas. El monto aplicado durante el tercer trimestre fue de 25 millones de dólares”, explicó.

INVIERTE 95 MDD
Gruma destinó una inversión por 95 millones de dólares en Estados Unidos, México y Europa.

En el vecino país continuó con la construcción de su planta de tortilla de nueva generación en Dallas, la expansión de su planta de tortillas en Florida y la ampliación de capacidad en su planta de productora de harina de maíz en Indiana.

“En México (invirtió en) la adquisición de terrenos para futuras expansiones, y la construcción de su nueva planta de tortillas en Puebla”, dijo.

Mientras que en Europa compraron terrenos para futuros proyectos, la construcción de su planta de tortillas en Rusia; la automatización de empacado de flatbreads en Inglaterra y la expansión de su planta de tortillas en Los Países Bajos.