Monterrey

Registra alza de 12.5% delito de homicidios en la ‘era’ Bronco

El incremento más grande se registró en el catalogado como doloso, con 30.4%.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
27 junio 2017 7:58 Última actualización 27 junio 2017 7:58
homicidios

Tanto la ciudadanía como los empresarios han señalado que uno de los principales problemas del gobierno del Bronco es la inseguridad.

Mientras persisten las especulaciones de si el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, dejaría el cargo para buscar la Presidencia de la República, en los casi dos años que lleva su administración, los homicidios tuvieron un repunte significativo respecto a los últimos 20 meses del gobierno de Rodrigo Medina.

Así, en comparación con el periodo de octubre del 2013 a mayo del 2015, de la administración del ex gobernador Medina de la Cruz, el incremento en este delito es de 12.5 por ciento.

La suma de los homicidios registrados en los últimos 20 meses del gobierno de Medina ascendieron a un total de dos mil tres, mientras que en los primeros 20 meses del Rodríguez Calderón éstos sumaron dos mil 254, según se desprende de la estadística registrada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El organismo divide los homicidios en dolosos y culposos, y los primeros son los que registran el mayor incremento entre los periodos
comparados, siendo de 30.4 por ciento, al pasar de 790 homicidios a mil 30 en el gobierno de "El Bronco".

Por su parte, los homicidios culposos se ubicaron con "El Bronco" en mil 224, lo que representó un incremento de 0.9 por ciento respecto a los mil 213 reportados en los últimos 20 meses de la administración de Medina de la Cruz.

Las causas del incremento en estos delitos, explicó la diputada por Movimiento Ciudadano, Concepción Landa, es multifactorial, va desde un reacomodo de los cárteles criminales hasta la falta de una estrategia para integral para la seguridad pública y la cohesión social.

“Por una parte, está toda la configuración del crimen organizado; en segundo lugar, está todo el tema de los militares que fueron destacados en Tamaulipas y luego los sacaron de ahí y ahora tenemos un efecto cucaracha”, señaló.

“Por otra parte, el tema de los penales, donde tenemos bastiones del crimen organizado que no se han podido controlar. Tuvimos el cambio de mando donde se están haciendo ajustes tanto en la Procuraduría como en la Secretaría de Seguridad Pública y todavía no se aprueban las legislaciones para el manejo de los paneles”, agregó.

Comentó que a esto se le debe sumar los problemas de violencia intrafamiliar que existen en el Estado, como factor básico para reestructura del tejido social.