Monterrey

Reduciría sobreoferta precio de renta de oficinas en NL

Sergio Resendez, director de Colliers International Monterrey expone que las empresas buscan eficiencia en costos y se ven motivadas a moverse a un edificio más nuevo en donde los costos de mantenimiento sean más bajos.
Arturo Bárcenas
26 mayo 2014 22:38 Última actualización 27 mayo 2014 5:0
Monterrey

(Tomada de internet)

MONTERREY.- Pese a la expectativa positiva que se tiene sobre el sector inmobiliario en Monterrey, especialistas esperan que durante los próximos años los precios de renta de oficinas registren un retroceso debido a la sobreoferta de espacios que existe actualmente, aunado a los nuevos edificios que se están construyendo.

“en el sector de oficinas vemos para los próximos años una baja en las rentas, debido al exceso de inventario que hay y a las nuevas construcciones que están en proceso, por ello la recomendación que hacemos a los inversionistas sería de detener la construcción de nuevos desarrollos, para que no se vean afectados los que ya operan”, sostiene Sergio Resendez, director de Colliers International Monterrey.

Agrega que, “en el caso del desarrollo comercial, cada vez más los usuarios desean tener las zonas comerciales cercanas a sus viviendas., por ello veremos mayor demanda de espacios en los corredores ya estabilizados y crecimiento en los nuevos polos de desarrollo habitacional en todos los sectores. Este sector es el que tiene un mayor dinamismo.

“Para el sector de oficinas, esperamos que la actividad aumente un poco, pero principalmente en movimientos laterales, es decir, empresas que ya se encuentran en Monterrey, pero que migran de un edificio inferior a uno superior aprovechando un mejor precio por la alta disponibilidad en el mercado”.

El directivo del ramo inmobiliario comenta que las empresas también están buscando eficiencia en los costos, por lo tanto, se ven motivadas a moverse a un edificio más nuevo en donde los costos de mantenimiento son más bajos, ya que los equipos son más modernos y nuevos.

De acuerdo a Colliers International, al cierre del primer trimestre del 2014 los rangos de precios promedio ponderados en renta mensual para espacios de oficinas oscilan entre 20 y 30 dólares por metros cuadrados para clase A+; entre 16 y 24 dólares por metro cuadrado para clase A; y de 13 a 22 dólares por metro cuadrado para clase B, dentro de los corredores monitoreados.

BAJA LA DESOCUPACIÓN

Gerardo Ramírez Barba, director de la región norte en México de Jones Lang LaSalle, comentó que para el área metropolitana de Monterrey, el sector de oficinas disminuyó considerablemente su desocupación a pesar de todo el inventario que está disponible y el que se está construyendo.

“Hemos visto como varios clientes han movido sus oficinas de locaciones clase B a los nuevos proyectos de clase A”, indicó.

Comentó que durante el 2013 en este segmento los precios se mantuvieron altos debido a la demanda sin embargo, el aumento de espacios comerciales disponibles que habrá en el 2014 y 2015 hará que la sobreoferta comercial redunde en una baja de precios en algunos desarrollos, y la ocupación no llegue a lo esperado por desarrolladores.

Señaló que “para los sectores industrial y de oficinas, la demanda ha venido mejorando en años anteriores, sin embargo creemos que ésta se incrementará en los próximos años con el crecimiento económico del país y de la región en particular”.

Dijo que en la parte comercial, la demanda de espacios en el último año tuvo mayor incremento que los anteriores.

“Esa demanda se ha estado cubriendo con nuevos desarrollos comerciales que originarán una sobreoferta y posiblemente una baja de precios en las rentas. La rotación de los locatarios es muy alta, pero a pesar de ello los espacios se cubren rápidamente”, detalló.

Gonzalo Gutiérrez, director de Cushman & Wakefield, dijo que con la llegada de los nuevos edificios se ha incrementado considerablemente el inventario de oficinas de buen nivel.

Resendez dijo que en el sector de oficinas la demanda ha sido “lateral”, es decir, alguna empresa que está en un edificio tipo “B” se mueve al tipo “A”, pero destacó que “la ciudad deberá de demandar más espacios conforme se dé la recuperación industrial. Sin embargo, el exceso de inventario traerá consigo una baja en los precios en el corto y mediano plazo.