Monterrey

Recorte presupuestal busca un gasto público congruente

Abel Hibert, director de posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey, comentó que pese al recorte en el presupuesto federal del 2016, habría sectores en los que se espera exista un dinamismo más fuerte, como el energético.
Daniel Anguiano
17 septiembre 2015 21:47 Última actualización 18 septiembre 2015 5:0
Metro NL. (Félix Vásquez)

Consideran que la propuesta de la Federación generaría eficiencia. (Félix Vásquez)

MONTERREY.- Aunque el recorte presupuestal que propone el Gobierno federal para el siguiente año afectaría a algunos sectores, como el de comunicaciones y transportes, éste envía la señal de que se pretende llevar al gasto público a niveles “congruentes”, opinó Abel Hibert, director de posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey (UMM) y ex comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

“Habrá un recorte o una contención que tiene que ver con los subsidios, ahí pueden verse afectadas muchas empresas que proporcionan servicios de alimentación o ventas de alimentos para programas sociales”, dijo.

Lo anterior, consideró, es una sana señal, ya que algunos de estos programas clientelares estaban cooptados por grupos de interés.

“La señal que está mandando el gobierno es de austeridad, de una evaluación del gasto que se está haciendo y así, al menos como ciudadano me siento tranquilo de que los pocos pesos que vaya a gastar el gobierno en el 2016 estén bien aplicados”, dijo.

Aunado a esto, aunque habría una reducción en el consumo, sobre todo en lo que respecta a la adquisición de vehículos, equipos de cómputo, papelería, mobiliario de oficina; Hibert descartó que dicho recorte presupuestal, que se estima en un 2 por ciento del ejercicio anterior, no generaría un efecto recesivo.

“Realmente no se puede hablar que el presupuesto sea completamente recesivo, al contrario, es un presupuesto que está regresando a la congruencia”, indicó.

Añadió que habría otros sectores en los que se espera exista un dinamismo más fuerte, como el energético, en el que se estarían concretando proyectos.

Y advirtió que un área en la que habría que poner especial atención es en la relacionada con el servicio de la deuda, la cual presenta una tendencia alcista.

En día pasados, la calificadora Moody’s, reveló que bajo el esquema propuesto en el presupuesto federal de 2016 se podría generar un ambiente limitado de liquidez o un crecimiento en los niveles de endeudamiento, pues recortaría en un 23.58 por ciento los convenios y transferencias que se utilizan para financiar los proyectos de infraestructura de los Estados.

Mientras que Fitch Ratings dijo que éste sería un apoyo a la estabilidad económica de la nación, pues disminuiría el gasto y mantendría el curso hacia la consolidación fiscal, pese a la presión que ejerce la caída de los precios del petróleo.