Monterrey

Recomienda Profeco comparar tasas de interés antes de empeñar los objetos

En Entrevista José Ernesto Gasperri. Jefe de Servicios al Consumidor de la PROFECO.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
22 noviembre 2016 10:14 Última actualización 22 noviembre 2016 10:34
Etiquetas
  [La Profeco realizó 529 visitas de verificación del 28 al 31 de octubre./Cuartoscuro] 

[La Profeco realizó 529 visitas de verificación del 28 al 31 de octubre./Cuartoscuro]

La Procuraduría Federal del Consumidor en Nuevo León
(Profeco)
recomienda a los consumidores que se informen sobre estos negocios antes de empeñar una prenda y pregunten si tienen contrato de adhesión autorizado con esta dependencia, señaló José Ernesto Gasparri Leos, jefe de Servicios al Consumidor de esta dependencia.

Asimismo, recomendó que comparen las tasas de interés que cobra
cada institución, porque éstas varían de un establecimiento a otro, y van desde un 3 hasta un 23 por ciento mensual.

Otra recomendación es que cuando liquiden su empeño y reciban su prenda verifiquen que sea la misma que dejaron.

“Cuando hay daños en las prendas, las Casas de Empeño son responsables y deben arreglarlas, pero si no puede ser reparada, el establecimiento tiene la obligación de entregar un bien igual o de similares características”, afirmó.

Y como muchos de estos establecimientos también venden productos
que no pueden ser rescatados por sus dueños, que al momento de comprar uno de estos productos reciban un documento o recibo que avale esta operación.

Gasparri mencionó que las Casas de Empeño deben entregar un informe cada mes acerca del empeño de teléfonos celulares.

“Con el tema de los celulares es complicado porque no hay manera
legítima de comprobar la fuente de donde vienen estos aparatos, ya
que no puedes restringirles el derecho de empeñar”, indicó.

Sin embargo, cuando hay una cierta conducta reincidente, cuando una persona va cuatro o cinco veces a empeñar uno de esos aparatos, la Profeco notifica al Ministerio Público.

PRINCIPALES QUEJAS
Además de cobrar las más altas tasas de interés del mercado, las Casas de Empeño en ocasiones se resisten a devolver el producto una
vez liquidado el préstamo.

Esta es la principal queja que recibe la Procuraduría Federal del Consumidor en Nuevo León contra este tipo de negocios, que de enero al 31 de octubre ha recibido 13 quejas, mientras que en el 2015
recibieron 23.

Gasparri Leos dijo que la negativa a la entrega del producto a sus dueños constituye el principal motivo de reclamación de los consumidores regiomontanos.

“Las quejas con nosotros obedecen, fundamentalmente, a que
terminaron de pagar el préstamo y no les devuelven la prenda”.

Otro motivo es que las Casas de Empeño les devuelven el producto
dañado o uno que no era el que habían empeñado.

“Este tipo de negocios tienen una constante vigilancia por parte de nosotros. En primer lugar, ellos deben tener un contrato de adhesión
con la Profeco, el cual debe ser claro en sus términos y condiciones”, comentó Gasparri Leos.

El funcionario señaló que la mayoría de las quejas que reciben son contra Casas de Empeño privadas, ya que este año sólo han recibido una queja contra Nacional Monte de Piedad, institución que opera sin fines de lucro.