Monterrey

Recibirán estados menos recursos en 2016: Moody´s

Moody´s Investors Service dijo que como parte de su proyecto presupuestario para 2016, que podría presentarse el 8 de septiembre, se espera que México limite su apoyo financiero a los proyectos de infraestructura de los estados.
Arturo Bárcenas
27 agosto 2015 21:56 Última actualización 28 agosto 2015 5:0
peso dólar

Entidades postergarán sus inversiones en infraestructura, contraerán más préstamos y subirán los atrasos en pagos. (Bloomberg)

MONTERREY.- Al parecer, las declaraciones que constantemente han hecho tanto Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador electo de Nuevo León, y Fernando Elizondo, coordinador general del equipo de transición, de que al menos el primer año de su gestión se caracterizará por no haber inversiones en grandes proyectos será todo una realidad, pues las entidad recibirán menos recursos por parte del Gobierno Federal.

Moody´s Investors Service señaló que “como parte de su proyecto presupuestario para 2016, que podría presentarse el 8 de septiembre, se espera que México limite su apoyo financiero a los proyectos de infraestructura de los estados y otras transferencias administradas por los ministerios federales debido a su política de reducir el gasto público en 0.8 por ciento del PIB en 2016”.

En un reporte, la calificadora detalló que “esto ejercerá presión sobre las finanzas estatales, lo cual obligará a los estados a postergar inversiones de infraestructura, reducir sus posiciones de efectivo, o contraer deuda.

“Estimamos que el recorte de las transferencias para proyectos reducirán entre 2 y 5 por ciento los ingresos totales de los estados ”, señaló Francisco Vazquez-Ahued, analista de Moody´s.

En este sentido, en reiteradas ocasiones, Rodolfo Gómez Acosta, Secretario de Finanzas y Tesorero General de Nuevo León, señaló que durante este año los ingresos del estado se verían afectados por la baja en los precios del petróleo, por lo que tendrían que establecer una estrategia de reforzamiento de su plan multianual de ajuste.

Moody’s indica que el apoyo del gobierno federal a proyectos de infraestructura y ministeriales proporcionado a través del Ramo 23 y otros subsidios creció a un ritmo más rápido que cualquier otra forma de apoyo federal entre 2010 y 2014.

“Se estima que la reducción prevista de apoyo del gobierno federal dejará a estos tipos de subsidios vulnerables a recortes y a un menor crecimiento”, indicó Vazquez-Ahued.

“La marcada desaceleración del Ramo 23 y otros subsidios tendrá consecuencias negativas para los Estados. Dado que la mayoría de ellos están destinados para proyectos de infraestructura, el ramo 23 y otros subsidios han registrado una desaceleración en la obtención de préstamos subsoberanos, así como también una mejora en tenencias de efectivo de los subsoberanos dentro del sistema bancario”, señala Vazquez-Ahued.

La calificadora estima que un crecimiento nominal cero del Ramo 23 y otros subsidios en 2016 resultará en un crecimiento de los déficits de financiación en efectivo de dos por ciento en promedio.

Como resultado de lo anterior, resulta probable que los Estados mexicanos posterguen las inversiones en infraestructura, contraigan más préstamos o incrementen los atrasos en sus pagos.

“Moody’s anticipa que los estados experimentarán una reducción de su liquidez, ya sea a través disponibilidad de efectivo o de una acumulación de atrasos durante 2016”, concluyó Vazquez-Ahued.