Monterrey

Recibió el Bronco recursos por más de 8,657 mdp al arranque de su administración

OPINIÓN. Las disponibilidades con las que contaría el nuevo gobierno para hacer frente a los compromisos de pago, sumaban la cantidad de 8 mil 657 millones de pesos, mientras que las “Cuentas por pagar de Corto Plazo” (léase PROVEEDORES), registraba un saldo insoluto por 4 mil 943.1millones de pesos.
Marco Antonio Pérez Valtier
15 diciembre 2015 19:38 Última actualización 16 diciembre 2015 4:40
Etiquetas
Bronco. (Cortesía)

Bronco. (Cortesía)

Contrario al discurso oficial que ha manejado la nueva Administración Hacendaria del Estado, en el sentido de que recibieron unas finanzas públicas quebradas y un déficit que ya estiman en nueve mil millones de pesos, el “Informe de Avance de Gestión Financiara del Estado” que las nuevas autoridades presentaron al Congreso del Estado el pasado 30 de Octubre, con datos oficiales al 30 de Septiembre del año en curso, cuenta una historia total y diametralmente opuesta al discurso oficial.
Si revisamos el “Estado de Situación Financiera” que avalan y firman las nuevas autoridades, se tiene que al 30 de septiembre de este año, previo a la toma de protesta del nuevo gobierno, el Estado de Nuevo León, en el renglón de “EFECTIVO Y EQUIVALENTES” reportaron una cantidad disponible de 5 mil 265.4 millones de pesos, mientras que en “INVERSIONES FINANCIERAS” había un saldo de 2 mil 814.9 millones de pesos.

Es decir, las disponibilidades con las que contaría el nuevo gobierno para hacer frente a los compromisos de pago, sumaban la cantidad de 8 mil 657 millones de pesos, mientras que las “Cuentas por pagar de Corto Plazo” (léase PROVEEDORES), registraba un saldo insoluto por 4 mil 943.1millones de pesos.

Esta información pone de manifiesto que la Tesorería contaba con recursos financieros suficientes, al arranque de la nueva administración, no solo para liquidar totalmente los adeudos a los proveedores, (cosa que nunca ocurre, porque siempre existe un saldo insoluto), sino incluso para el pago de los aguinaldos a la burocracia Estatal.

Por otra parte, si consideramos que tradicionalmente en el mes de diciembre de cada año, la Federación envía a los Estados recursos extraordinarios bajo el rubro de “Anticipos de Participaciones” para ayudarlos a sufragar el pago de aguinaldos, el discurso oficial de que no hay dinero para pagarlos parece no tener un sustento real, de conformidad con las propias cifras dadas a conocer por las nuevas autoridades hacendarias.

En materia de Déficit, la historia es muy parecida, es decir, el discurso oficial no encuentra sustento en las cifras publicadas, ya que en el referido reporte de las finanzas de Nuevo León al 30 de septiembre, se reportan ingresos por un monto de 59 mil 418.6 millones de pesos, mientras que en materia de egresos se reporta un gasto de 55 mil 672.5 millones de pesos, es decir, hay un SUPERAVIT financiero de 3 mil 746 millones de pesos durante los primeros nueve meses del año.

Ahora sí, que nos explique Don Fernando como va a ser posible que partiendo de este Superávit, de casi CUATRO MIL MILLONES DE PESOS, se estime cerrar el año con un Déficit de NUEVE MIL MILLONES DE PESOS, ya que esto implica que en solo TRES MESES el nuevo gobierno incurrirá en un sobregiro de gasto de TRECE MIL MILLONES DE PESOS.

Todo lo anterior, con el agravante de que, (según se nos dice) se está implementando un importante programa de austeridad, ya que no obstante este esfuerzo, el sobregiro será monumental. Se baja el cero y NO CONTIENE.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.