Monterrey

Reactivación en gasto público beneficia a NL

Cesáreo Gámez Garza, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León considera que inversiones buscan captar la intención del voto ciudadano.
Édgar Rivera
29 abril 2014 22:55 Última actualización 30 abril 2014 5:0
[Cuartoscuro / Archivo]  El voto más caro, 442 pesos, en Quintana Roo; 70 pesos, el de Puebla. 

Un elemento a tener en cuenta es que desde este año y el siguiente,
entraremos a una etapa pre-electoral, expone el catedrático. (Cuartoscuro/Archivo)

MONTERREY.- El plan de gasto público en infraestructura en México es un elemento clave que busca crear una buena imagen para el gobierno federal y estatal entre los ciudadanos en un contexto pre-electoral, en donde el objetivo final será ganar votos para la próximas elecciones estatales, dijo Cesáreo Gámez Garza, economista e investigador de la línea del Ciclo Político Económico (CPE) que se desarrolla en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

“Un elemento que se debe tener en cuenta, dentro de la línea de investigación del CPE, es que desde este año y en el siguiente,
estaremos entrando a una etapa pre-electoral, en algunos gobiernos estatales, como el de Nuevo León, y de legisladores federales, y en esto un elemento clave en el

El plan de gasto público en infraestructura en México es un elemento clave que busca crear una buena imagen para el gobierno federal y
estatal entre los ciudadanos en un contexto pre-electoral, en donde el objetivo final será ganar votos para la próximas elecciones estatales, dijo Cesáreo Gámez Garza, economista e investigador de la línea del Ciclo Político Económico (CPE) que se desarrolla en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Un elemento que se debe tener en cuenta, dentro de la línea de investigación del CPE, es que desde este año y en el siguiente,
estaremos entrando a una etapa pre-electoral
, en algunos gobiernos estatales, como el de Nuevo León, y de legisladores federales, y en esto un elemento clave en el por ejemplo, por arriba del 2 por ciento que se tuvo en 2013.

El economista de la UANL explicó que el CPE parte de un hecho muy simple, esto es, que el estado de la economía en tiempos electorales influye en el sentimiento, y en la intención de voto de los ciudadanos.

“Esto significa que si la economía está bien, los votantes tienden a premiar al partido en el poder, pero si está mal, tienden a castigarlo.

Y si esto es así, y los gobernantes lo saben, de ese modo, tienen un poderoso incentivo para “mejorar”, aún de manera artificial y
transitoria, el estado de la economía antes de las elecciones”, señaló Gámez Garza.

Frecuentemente, dijo, con estas medidas se producen desajustes que tienen que corregirse después de las elecciones, con la consiguiente desaceleración de la economía.

“Estas expansiones en tiempos electorales, seguidas por la desaceleración posterior, constituyen el CPE”, destacó Gámez Garza.

Dijo que la reactivación del gasto público en infraestructura en todo el país, es un paso lógico, que ya se esperaba, después de la contracción que se tuvo en el primer año del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

El Plan del Gasto en Infraestructura en México, es un siguiente paso que viene a reforzar el segundo año del sexenio, buscando apoyar áreas específicas, como por ejemplo en obras de diferentes aspectos para prácticamente todas las regiones del país, y en el caso de Nuevo León sobresale la Línea 3 del Metro, el Proyecto Hidráulico Monterrey VI y el soporte de infraestructura de la Cuenca de Burgos.

“Todos estos proyectos, son elementos muy importantes que apoyan la reactivación del gasto público, pero sobre todo si tenemos entendido que este gasto, representará un ingreso para otros sectores de la economía, como es el caso de la industrias constructoras, de contratistas, cementaras y de acero, y en fin de todas aquellas relacionadas con el ramo de obras, ingeniería, diseño e infraestructura, todo ello contribuirá a un mayor crecimiento del gasto público en general, y del producto en particular”, explicó Gámez Garza.