Monterrey

Ragasa sustituirá importación de soya; apoya a productores

La productora de aceite importa el 95 por ciento de la leguminosa que usa.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
04 agosto 2017 8:29 Última actualización 04 agosto 2017 8:29
Frijo de soya/ Foto Andina

Frijo de soya/ Foto Andina

Con la finalidad de sustituir las importaciones de frijol de soya, Grupo Ragasa impulsa con financiamientos a productores de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas para que éstos modifiquen sus cultivos a frijol de soya.

Óscar Garza Aguilar, gerente de Abastecimiento Nacional y Valle de Texas de Ragasa, mencionó que debido a un tema de cultura en el cultivo, el 95 por ciento de las necesidades de soya en el país se deben de importar, sin embargo, mencionó que México tiene las condiciones necesarias para que se logre producir mayor cantidad.

“El país requiere alrededor de seis millones de toneladas entre frijol de soya directo y aceite y harina de soya; pero está produciendo 350 mil toneladas; hay un gran potencial para la comercialización de la soya en el país.

“Tan sólo en la empresa consumimos en un día lo que se produce en dos mil hectáreas, al mes requerimos unas 150 mil toneladas de soya”, indicó.

Ragasa produce y comercializa, desde su planta en el municipio de Guadalupe, los aceites comestibles Nutrioli, Sabro Sano y Ave.

De acuerdo con información proporcionada por la compañía, el monto a financiar por hectárea es de aproximadamente dos mil pesos.

“En total estamos apoyando actualmente a 85 productores con una superficie de dos mil 726 hectáreas en los tres estados, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Estamos esperando en promedio una producción de dos a dos y media toneladas de rendimiento”, dijo el directivo.

Mencionó que la superficie cultivada y cosechada el año pasado fue de mil 500 hectáreas y qe el potencial en superficie de los tres estados es de entre 250 mil y 300 mil hectáreas de riego.

Añadió que el programa inició en Nuevo León hace cuatro años pero poco a poco va surtiendo efecto.

“Cambiar la cultura de la gente es muy difícil, con eso nos hemos topado. Estamos demostrando que es mejor sembrar soya que maíz, trigo o sorgo; el tema es cultural, y quizá un poco de difusión de todos los organismos”, indicó.

Señaló que la meta del gobierno federal, es que para el 2020 se pueda sustituir el 20 por ciento de las importaciones de frijol de soya que en su mayoría proviene de Estados Unidos y parte de Sudamérica.