¿Qué tan complicada queremos hacer nuestra vida los mexicanos?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué tan complicada queremos hacer nuestra vida los mexicanos?

COMPARTIR

···

¿Qué tan complicada queremos hacer nuestra vida los mexicanos?

Nuestra economía no se resolverá simplemente con un buen TLCAN, sino que las grandes guerras comerciales de EU afectarán sin duda a la economía mundial.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
21/05/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Javier AmievaFuente: Cortesía

Hoy estimado lector me permito presentar a usted mi opinión sobre lo que contemplo como un complejo panorama mundial al que los mexicanos podríamos obscurecer más si nuestra elección política presidencial resulta equivocada. Permítame exponerle:

Este mes de mayo, más de mil cien economistas -incluidos 15 premios Nobel- firmaron una carta abierta en la que advertían a la administración Trump que “nuevas tarifas en respuesta a desequilibrios comerciales” dañarían a los trabajadores en todo el país, al igual que las medidas proteccionistas de los ‘30s, en la época de la gran recesión. Hoy, por supuesto, Estados Unidos (EU) depende mucho más del comercio, las cadenas de suministro y la globalización, que hace casi un siglo.

Un análisis del Instituto Brookings, publicado el mes pasado, estimó que hay “unos 2.1 millones de empleos en las 40 industrias que producen productos hoy programados para represalias chinas”. Si Washington y Pekín, proceden con imposiciones recíprocas de aranceles, concluye el estudio, cerca de 134 mil estadounidenses perderían sus empleos, y los ingresos netos de los agricultores estadounidenses caerían un 6.7 por ciento, solamente con China.

Los lazos que unen ambos países son robustos y amplios- Dice por otro lado el Diario The Hill, - Estados Unidos compra alrededor del 18 por ciento de las exportaciones de bienes chinos, más que cualquier otro país, y aproximadamente dos tercios de los 3.14 billones en reservas de divisas de China consisten en activos denominados en dólares. Por otro lado, China es el principal socio comercial de EU, el mercado de más rápido crecimiento para sus exportaciones y el mayor tenedor extranjero de valores del Tesoro estadounidense.

Si Pekín llega a la conclusión de que es probable que las tensiones comerciales con Washington sea algo con lo que pueden vivir, incluso si se intensifican, hasta podría tomar medidas para acelerar esa tendencia. EU mantiene varios frentes, las tensiones comerciales con México y Canadá – que se volvieron a prolongar-, con Japón alegando un “gran e injusto desequilibrio comercial” y con la Unión Europea sobre restricciones parciales en el acero y las importaciones de aluminio.

Mientras tanto, la Ruta de la Seda muestra un emblemático avance, no solo económico, pero si estratégico que permea aun a pequeñas economías regionales, por ejemplo en Houston grupos de políticos de la región de Laredo asistieron a pláticas que llevarán a incrementar negociaciones con China, y en México desconozco el avance en materia de inversiones, pero a nivel promocional China continua avanzando.

Por otro lado, el diario The-Diplomat informa que la administración de Trump ha exigido que China reduzca su superávit comercial de 337 mil millones de dólares con Washington en aproximadamente dos tercios, durante los próximos dos años, y que no tome represalias contra ninguna medida comercial de EU, Pekin ha propuesto que podría cooperar en ese sentido adquiriendo productos estadounidenses de valor concentrado, o de alta tecnología; el problema es que Washington teme que precisamente esos productos impulsarán una modernización militar china que continúa a buen ritmo, por ejemplo, los gastos militares de Pekín aumentaron de aproximadamente 68 mil millones de dólares en 2007 a 228 mil millones de dólares el año pasado, un alza del 236 por ciento, según el Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo. Aun así, los funcionarios chinos son poco susceptibles de una conversación sobre el déficit comercial. Están mucho menos dispuestos a considerar la demanda de la administración Trump de que reduzca su iniciativa “Made in China 2025”, que busca convertir a este país asiático en líder mundial en manufactura avanzada, mejorando su competitividad en al menos diez industrias, incluyendo la aeroespacial, robótica y la bio-farmacéutica.

Bajo el amplio panorama de las guerras comerciales mundiales que libra EU, y la espada que pende al no llegar acuerdos sobre el TLCAN/NAFTA, se afecta a todo nuestro país, pero principalmente a la región Norte, ya que se suman las hostilidades de las políticas migratorias y los inversionistas están abriendo un compás de espera ante los posibles resultados de una elección que no solo ha impuesto presión sobre toda la población de México, ya que cualquiera que sea el resultado creará sin duda escisiones entre los mexicanos, sino que el malestar económico ya está afectando al tipo de cambio; pero el mensaje es que nuestra economía no se resolverá simplemente con un buen TLCAN, sino que las grandes guerras comerciales de EU afectarán sin duda a la economía mundial, y sobre eso: ¿De veras queremos los mexicanos cambiar de régimen solo por venganza política y resentimiento?

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Opine usted: javier.amieva@hispanicinternational.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.