Monterrey

“Que sea una ciudad caminable, esa es la meta”

Frank Arquitectos y Arquitectos Hickey Peña encabezan el plan ¡ViVa Laredo!, proyecto para modernizar la ciudad con un diseño urbano sostenible.
Javier Amieva | Corresponsal
​Édgar Rivera | erivera@elfinanciero.com.mx
05 mayo 2017 7:34 Última actualización 05 mayo 2017 7:34
(Foto Visit Laredo, Texas)

(Foto Visit Laredo, Texas)

LAREDO, Tx.- Una ciudad en donde camine la gente, o Wakability, como se dice en inglés, buscando que haya conectividad y acciones comunitarias en donde se dé un espíritu de participación ciudadana y se viva lo verde, en forma de cuidado ecológico y sostenibilidad es la meta u objetivo que se tiene para esta ciudad fronteriza con México en lo sucesivo.

“Walkability es una medida de lo amable que es un área para residir y caminar. Walkability tiene beneficios de salud, ambientales y económicos.

... Walkability es un concepto importante en el diseño urbano sostenible”, señalan algunos expertos como el urbanista Mario Peña, un arquitecto de origen regiomontano pero ahora con fuertes raíces en Laredo a donde llegó de seis años de edad.

El urbanista forma parte del equipo de ¡ViVa Laredo! que lo encabezan Frank Arquitectos y Arquitectos Hickey Peña, considerados por el Ayuntamiento de Laredo para el proyecto de modernizar esta ciudad con este enfoque.

Los directores de estas empresas, dirigido por Frank Rofnosky, Viviana Frank-Rofnosky y Mario Peña, seleccionaron a los líderes en diversas industrias, tanto a nivel local como en el extranjero, para ayudar a ser parte de este esfuerzo.

Walkability, como un espacio verde y libre, en la medida de lo posible, de contaminantes en ambientales, da beneficios sorprendentes para la salud, el medio ambiente, las finanzas y las comunidades.

“En salud se busca que el residente promedio de un vecindario caminable pese de 6-10 libras, de 3 a 5 kilos, menos que alguien que vive en un vecindario extenso donde se obliga a usar el automóvil.

“Las ciudades con buen tránsito público y acceso a servicios, promueven la felicidad porque hay menos gasto, menos contaminación, más convivencia y por ende más tiempo para disponer con amigos y familia; es decir, menos tiempo perdido en transportación”, indicaron los urbanistas.

Agregaron que en el medio ambiente, el 82 por ciento de las emisiones de CO2 provienen de la quema de combustibles fósiles, destacando que los pies, con que la gente camina, son máquinas de transporte sin contaminación.

En el tema de finanzas, destacan los especialistas, los automóviles son el segundo mayor gasto de los hogares en los Estados Unidos, en donde un punto de “Walk Score” tiene un valor de hasta tres mil dólares para su propiedad, por el ahorro logrado además de los beneficios a su salud.

Respecto a las comunidades, los estudios demuestran que por cada 10 minutos que una persona pasa en un viaje cotidiano, el tiempo dedicado a actividades comunitarias cae en un 10 por ciento.

Señalan que existen ciudades populares como Chicago, San Francisco, Seattle, D.C., Boston, Houston o San Antonio, en donde entre más “cerrada es el área” destaca un formato de vida comunal y “caminable” sin automóvil, es un “win-win situation”