¿Qué se espera para el peso en los siguientes meses?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué se espera para el peso en los siguientes meses?

COMPARTIR

···
Monterrey

¿Qué se espera para el peso en los siguientes meses?

OPINIÓN. El cambio de las posiciones especulativas podría darse como consecuencia de: indicadores económicos negativos en México, la posibilidad de que la Fed acelere su proceso de normalización de tasas, la reforma tributaria en Estados Unidos que de manera indirecta restaría competitividad a México, caídas en el precio del petróleo, aversión al riesgo y el miedo a que culmine el TLCAN o que firmen una mala renegociación.

ENTORNO MACRO-ECONÓMICO​Gabriela Sillergsiller@bancobase.com
26/10/2017

La semana pasada el tipo de cambio alcanzó un nivel máximo de 19.15 pesos por dólar ante el nerviosismo sobre la cuarta ronda de renegociación del TLCAN, particularmente por las demandas que hizo Estados Unidos respecto al tiempo de expiración y reglas de origen, las cuales afectarían severamente la economía mexicana.

Cabe destacar que durante la primera ronda de renegociación llevada a cabo del 16 al 20 de agosto, el peso se apreció 0.54 por ciento o 9.65 centavos; durante la segunda ronda llevada a cabo del 1 al 5 de septiembre, el peso se depreció 0.08 por ciento o 1.42 centavos, mientras que durante la tercera ronda llevada a cabo del 23 al 27 de septiembre, el peso se depreció 2.58 por ciento o 45 centavos y finalmente, la última ronda de renegociación llevada a cabo del 11 al 17 de octubre, el peso se apreció 0.21 por ciento o 3.89 centavos. Sin embargo, en esta última ronda cuando el mercado empezó a ponerse nervioso por la posibilidad de que terminara el TLCAN, el tipo de cambio subió hasta 19.15 para después apreciarse hasta 18.70 tras la conferencia de prensa de los delegados de los 3 países, en donde dijeron que había diferencias pero que seguirían negociando.

Cabe destacar que el peso es determinado por varios factores, entre los que se encuentran la especulación. En el Mercado de Futuros de Chicago, como mercado representativo de las posturas especulativas de divisas, las apuestas a favor del peso han disminuido por cinco semanas consecutivas, como consecuencia del cambio de algunos especuladores que anticipaban una apreciación y ahora esperan una depreciación. En este mercado las posturas netas siguen sesgadas esperando una apreciación, lo cual de acuerdo a la Teoría de Expectativas Auto Realizadas, indican que el peso podría seguirse apreciando probablemente hacia niveles de 18.30 pesos por dólar. Sin embargo, en la medida en que un mayor número de especuladores cambien su posición, el peso podría volver a depreciarse.

El cambio de las posiciones especulativas podría darse como consecuencia de: indicadores económicos negativos en México, la posibilidad de que la Fed acelere su proceso de normalización de tasas, la reforma tributaria en Estados Unidos que de manera indirecta restaría competitividad a México, caídas en el precio del petróleo, aversión al riesgo y el miedo a que culmine el TLCAN o que firmen una mala renegociación. En el mediano plazo las posiciones especulativas también pueden cambiar debido a las elecciones federales a llevarse a cabo en el 2018, sobre todo por la posibilidad de que no se le dé seguimiento a las reformas estructurales llevadas a cabo durante este sexenio, particularmente la reforma energética.

No se descartan períodos de alta volatilidad si Donald Trump, Presidente de Estados Unidos; Robert Lighthizer, Representante de Comercio de Estados Unidos y Wilbur Ross, Secretario de Comercio de Estados Unidos, hacen comentarios negativos en torno a la renegociación.

Particularmente el mercado estará atento a los comentarios de Wilbur Ross, personaje clave que parece estar inclinado a favor del TLCAN.

En dado caso de comentarios negativos el tipo de cambio podría alcanzar niveles de 19.50 pesos por dólar.

Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.