Monterrey

¿Qué se espera para el 2017?

Opinión.  Los mismos temas que provocaron la volatilidad en el 2016 se espera sean los determinantes de los movimientos en el tipo de cambio el siguiente año.
ENTORNO MACROECONÓMICO

GABRIELA SILLER
gsiller@bancobase.com​
15 diciembre 2016 16:24 Última actualización 15 diciembre 2016 16:24
Gabriela Siller

Gabriela Siller

En el 2016 el peso ha alcanzado un mínimo de 17.17 pesos y un
máximo de 21.39 pesos por dólar en cotizaciones interbancarias a la
venta, reflejando una depreciación de 24.77 por ciento y alcanzando en 18 días nuevos máximos históricos.

El tipo de cambio, que no es más que el precio de una divisa en función
de otra, es la variable más sensible de toda la economía. Por lo anterior, con tanta noticia relevante (desaceleración de China, desplome
del precio del petróleo, Brexit, elecciones en Estados Unidos, cambio
en la perspectiva de la calificación crediticia de México y expectativa de alzas en las tasas de interés), ha mostrado una altísima volatilidad,
señal de la incertidumbre sobre el futuro económico.

Cabe señalar que el mercado financiero tiene ya descontado que la Fed
suba su tasa de referencia el miércoles (la probabilidad implícita de alza
es del 100 por ciento) y que Banxico haga lo mismo en el anuncio del
jueves. Asimismo, es probable que la Fed siga subiendo la tasa en el 2017, sobre todo si la nueva administración de Estados Unidos realiza gastos importantes en infraestructura, que eleven la expectativa de inflación en ese país.

En este entorno ¿qué se espera para el 2017? Los mismos temas que provocaron la volatilidad en el 2016 se espera sean los determinantes
de los movimientos en el tipo de cambio el siguiente año, pero entre
todos ellos las acciones tomadas por Donald Trump en detrimento de la
economía mexicana, serán probablemente las más relevantes. A los
factores anteriores hay que agregar también las elecciones en Francia,
en donde la candidata que lleva la delantera ha dicho que sacaría a
Francia de la zona del euro y la posibilidad de que a México nos recorten la calificación crediticia. De esta forma, es muy probable que la volatilidad continúe en el mercado financiero.

Los pronósticos de diversos analistas indican que se espera una desaceleración (no recesión) en México con crecimientos aproximados de 1.5 por ciento, a la par de tipos de cambio cotizando alrededor de 21
pesos por dólar. Por su parte, la inflación puede subir de 4 por ciento
como consecuencia de las depreciaciones del peso en este año, ya
que algunos importadores que no han terminado de repercutir los aumentos en costos podrían hacerlo al inicio del 2017 aprovechando el
cambio de año. En este sentido, la designación del nuevo gobernador
de Banxico será también determinante.

Finalmente, debido al incremento en la tasa de referencia también la TIIE subirá, probablemente para terminar el 2016 en 5.85 por ciento
y el 2017 en niveles cercanos a 6.35 por ciento, lo cual provocará que las demás tasas de la economía también suban.

En resumen, el 2017 se espera que sea un año con alta incertidumbre y
volatilidad.

* La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey. 

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.