Monterrey

¿Qué pasa con el sector manufacturero?

OPINIÓN. No se observa una pronta recuperación del sector manufacturero dadas las condiciones de un menor dinamismo de la economía global y la continuación del proceso de alza de tasas en los Estados Unidos.
VISIÓN
ECONÓMICA

JESÚS
GARZA​
26 mayo 2016 9:30 Última actualización 26 mayo 2016 9:40
Jesús Garza

Jesús Garza

La economía nacional se sigue sustentando del crecimiento robusto de la demanda interna, principalmente del consumo privado, el cual es impulsado por una inflación que se mantiene muy por debajo del centro de la meta del Banco de México (actualmente se sitúa en 2.53 por ciento). Sin embargo, el sector manufacturero continúa decepcionando, aun considerando que el peso ha perdido cerca del 20 por ciento de su valor en su comparación anual, lo que sugeriría mayores exportaciones del sector. ¿Qué es lo que está sucediendo en el sector manufacturero?.

De acuerdo a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), las exportaciones manufactureras cayeron 6.5 por ciento anual en marzo y 14.3 por ciento anual durante el primer trimestre (con cifras ajustadas por estacionalidad).

Dentro de los componentes de las exportaciones manufactureras destaca la caída de manufacturas que no son automóviles (cerca del 30 por ciento del total son autos). Ello se explica por dos factores principalmente: 1) la moderada expansión de la producción industrial de los Estados Unidos y 2) una menor demanda a nivel global.

El primer factor es el que explica principalmente el menor dinamismo de las exportaciones manufactureras mexicanas. Cerca del 80 por ciento de las exportaciones nacionales se dirigen hacia Estados Unidos y la mayoría de las exportaciones manufactureras están integradas con las cadenas de suministros de la producción industrial de ese país.

Como resultado del comienzo del ciclo de alza de tasas de interés en los Estados Unidos y la reducción de las mismas en la zona del euro y otros países desarrollados, el dólar se ha apreciado fuertemente lo que ha encarecido las manufacturas estadounidenses (disminuyendo la demanda de manufacturas nacionales). Asimismo, una menor demanda global, principalmente asociada al menor ritmo de crecimiento de China, también ha perjudicado al sector. Considerando el segundo factor, se observan fuertes caídas en exportaciones mexicanas hacia América Latina y la zona del euro.

Es importante recalcar que el sector automotriz nacional se ha diferenciado del resto del sector manufacturero ya que está más ligado a la evolución del consumo privado en los Estados Unidos, componente que evolucionó favorablemente durante la mayor parte de 2015. Sin embargo, según el Buró de Análisis Económico de los Estados Unidos (BEA, por su sigla en inglés), el consumo privado de ese país perdió dinamismo durante el primer trimestre del año, destacando una caída de 12.4 por ciento anual (cifras ajustas por estacionalidad) en el consumo de automóviles. Así, las exportaciones automotrices mexicanas cayeron 9.3 por ciento anual (cifras trimestrales anualizadas) en marzo. Lo anterior podría perjudicar el dinamismo futuro del sector automotriz, importante en la región noreste del país, principalmente en Nuevo León y Coahuila.

Hacia adelante no se observa una pronta recuperación del sector manufacturero dadas las condiciones de un menor dinamismo de la economía global y la continuación del proceso de alza de tasas en los Estados Unidos. Las condiciones externas seguirán dictando la evolución del sector manufacturero del país.

* El autor es consultor económico y académico, tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.