Monterrey

¿Qué me da más rendimiento, los Cetes o los Bienes Raíces?

OPINIÓN. A diferencia de las tasas de rendimiento de los Cetes, que prácticamente es la misma independientemente de la institución financiera, en el caso de los Bienes Raíces existe una variedad de rendimientos dependiendo de varios factores de los inmuebles que producen las rentas.
MUNDO INMOBILIARIO
Jorge Paredes Guerra
jorge@realtyworld.com.mx
01 agosto 2017 10:4 Última actualización 01 agosto 2017 10:4
Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

El incremento de las tasas de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a 28 días ha sido constante a lo largo de los últimos 12 meses, de tal forma que nuestros clientes e inversionistas nos cuestionan y nos dicen que ya reciben más intereses en los Cetes a 28 días en comparación con los retornos sobre su inversión en los Bienes Raíces.

Para analizar esto, veamos la tasa de la última semana de julio, que fue 6.99 por ciento anual en los Cetes a 28 días, y en un año la tasa es de 7.23 por ciento. Hace exactamente un año estas tasas estaban a la mitad, lo que representa un fuerte incremento del 100 por ciento.

A diferencia de las tasas de rendimiento de los Cetes, que prácticamente es la misma independientemente de la institución financiera, en el caso de los Bienes Raíces existe una variedad de rendimientos dependiendo de varios factores de los inmuebles que producen las rentas.

No se puede hablar de un sólo rendimiento de las casas-habitación, o de los departamentos, porque varía por la zona donde esté ubicada la casa o departamento, también de las condiciones en que se encuentre y de la seguridad de la colonia o del edificio en condominio donde se localice el departamento; y por supuesto, de la oferta y demanda actual.

Por los tanto, tus rendimientos pueden ser negativos si la tienes desocupada ya que pagas mantenimiento y los impuestos prediales. Y si la tienes rentada, el valor comercial de venta de tu casa o departamento, de acuerdo con nuestras bases de datos y estadísticas, encontramos registros de retornos muy bajos del 3 por ciento anual, y tan altos como hasta el 12 por ciento anual.

Una media de la tasa de retorno de las casas y departamentos de la zona metropolitana, sería el 6 por ciento anual, que es inferior al 7.23 por ciento anual de los Cetes. Pero aquí debemos de considerar que en el caso de los contratos de arrendamiento, al término de cada año generalmente se estipula un incremento equivalente a la inflación anual, la cual se estima será de 6 por ciento este 2017 según analistas.

Lo anterior quiere decir que en el caso que nosotros tengamos el dinero en el sistema financiero en Cetes, nos entregan un 7.23 por ciento, pero si le descuentas la pérdida del poder adquisitivo por el efecto de la inflación estimada del 6 por ciento para 2017, en realidad sólo estarías recibiendo un 1.23 por ciento.

Definitivamente, en épocas de inflación como la que actualmente padecemos nos conviene más invertir en Bienes Raíces aunque nos parezcan muy atractivas las tasas de retorno de los Cetes porque al final, la pérdida del poder adquisitivo hace que tu rendimiento real sea cero, negativo o, si es positivo, que ésta sea muy bajo.

El espejismo de las altas tasas nos puede atraer pero al final de cuentas un Bien Raíz, bien administrado, nos dará mejores rendimientos que los que el sistema financiero nos ofrece en inversiones de renta fija.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el país, Realty World México, y presidió
la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI) en 2014, 2015 y 2016. Capítulo México.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.