Monterrey

Próximo sexenio estatal, sin grandes proyectos: Zubirán

Rolando Zubirán Robert, exsecretario de Desarrollo Económico, señaló que el próximo sexenio estatal no se caracterizará por la realización de grandes obras o proyectos en los estados, entre ellos Nuevo León, debido a la poca abundancia económica que habrá debido al recorte al gasto público.
Sonia Coronado
27 abril 2015 20:54 Última actualización 28 abril 2015 5:0
Rolando Zubirán Robert. (El Financiero)

Rolando Zubirán Robert expuso que el país requiere políticos más honestos, profesionales e inteligentes. (El Financiero)

MONTERREY.- El próximo sexenio estatal no se caracterizará por la realización de grandes obras o proyectos en los estados, entre ellos Nuevo León, debido a la poca abundancia económica que habrá debido al recorte al gasto público, que se prevé continúe en los próximos años, señaló Rolando Zubirán Robert, ex secretario de Desarrollo Económico de la entidad.

“Con las condiciones actuales, el panorama que se avecina en 2016, 2017 y 2018 no es muy favorable en cuanto a abundancia económica se refiere, tenemos que ser muy moderados y cautelosos en utilizar y proponer cosas que se puedan llevar a cabo y aterrizar, esto debe de tener un esquema de viabilidad financiera, de financiamiento, si es que va a llevar deuda”, mencionó.

Al participar en el panel “Implicaciones Económicas del Proceso Electoral”, organizado por la sociedad de alumnos de la Universidad de Monterrey (UDEM), el también catedrático mencionó que todos los candidatos al gobierno del estado deberán de ser mesurados con sus propuestas, pues éstas deben de ser viables económicamente.

“Éste va a ser un sexenio, sea quien sea el ganador o ganadora, de propuestas inteligentes, donde tienen que ser muy mesuradas y eficientes; no veo que sea el sexenio de las grandes obras, ni de los grandes proyectos; lo vemos más en torno a los proyectos más dedicados, más específicos, que generen rentabilidad y productividad, ahí es donde veo una gran área de productividad, en darle viabilidad financiera a las propuestas”, dijo.

Al ser cuestionado por alumnos sobre si consideraba que continuará habiendo recorte en el gasto público en los siguientes años, éste previó que sí, sin embargo señaló que lo importante es dónde “se ajustará el cinturón”.

“Si contemplamos que el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2016 va a tener una reducción en participaciones, pues en los próximos años tenemos que continuar con un escenario de reajuste y de recorte de gasto, dónde se hace el recorte es lo importante, porque si uno se mete a ver los presupuestos puede ver que gran parte éstos es no gerenciable (…), yo sí veo que se puede llegar a cortar o recortar ciertas eficiencias en cuanto al gasto o la tendencia de gasto”, detalló.

Zubirán Robert dijo que Baja California, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora, los nueve estados que elegirán en junio a su próximo ejecutivo estatal, representan más el 22 por ciento del Producto Interno Bruto Nacional.

“El siguiente paso es ejecutar (las reformas aprobadas) y de qué manera garantizar que los beneficios que ya se suscribieron a manera de papel aterrizarlas a la economía personal de las familias”, resaltó el ex secretario de Desarrollo Económico de Nuevo León.

Dijo que una de las oportunidades que pueden aprovecharse es el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, facilitándoles el acceso al financiamiento.

Añadió que el país requiere políticos más honestos, profesionales e inteligentes que cumplan con su función de representante del ciudadano y no a los intereses personales o de partido.

“Pasamos del presidencialismo a la partidocracia, donde ahora ya no es el presidente el que tiene el mayor poder, sino los partidos, se generan incentivos y desincentivos en la toma de decisiones. Cuáles son esos incentivos y desincentivos para aprobar o desaprobar (iniciativas en el Congreso)”.

Agregó que como ejemplo está “el tema de la corrupción (Sistema Nacional Anticorrupción) que necesita la aprobación de los gobierno locales, la pregunta es si van a actuar en función de su representatividad ciudadana o van a votar por sus propios intereses personales, quiénes son los que dictan eses intereses, son los propios partidos. Necesitamos políticos honestos, profesionales, que sean inteligentes”, resaltó.