Monterrey

Promueven rectores de universidades transporte colectivo

Para apoyar iniciativas que mejoren el medio ambiente y la calidad de vida, diversos rectores utilizaron diversos medios de transporte, incluidos la bicicleta, para desplazarse a sus instituciones educativas.
Juan Antonio Lara
22 septiembre 2015 21:16 Última actualización 23 septiembre 2015 5:0
Rector. (Cortesía)

Antonio J. Dieck Assad, rector de la UDEM, se trasladó en camión urbano. (Cortesía)

MONTERREY.- Con motivo del “Día Mundial sin Automóvil”, los Rectores de la UANL, UDEM y de la Universidad Regiomontana se trasladaron ayer en el Metro, camión urbano y en bicicleta a sus respectivas oficinas de trabajo.

Jesús Ancer Rodríguez, rector de la UANL, abordó el Tigrebus del Área Médica, frente al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud (CIDICS), luego tomó la Línea 1 de Metrorrey en la estación Hospital y transbordó a la Línea 2 en la estación Cuauhtémoc.

Descendió en la estación Niños Héroes y se desplazó caminando al auditorio de la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”, donde recibió a la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum.

A su vez el rector de la Universidad Regiomontana (UR), Ángel Casán, utilizó durante la mañana una bicicleta para llegar a sus oficinas, en medio de un fuerte tráfico vehicular en esta capital industrial.

“Esta es la mejor forma de convivir, de estar cerca de hacer ciudadanía. Es una muy buena oportunidad para hacer ejercicio, para disfrutar la mañana, para saludar a todos”, mencionó Casán.

Antonio J. Dieck Assad, rector de la UDEM se trasladó en camión urbano de su casa al campus de esta institución, a iniciativa de Movimiento de Activación Ciudadana (MovAC) y los colectivos “Pueblo bicicletero” y “La banqueta se respeta”.

A las siete de la mañana, el rector de la UDEM ya estaba esperando el camión para comenzar el traslado hacia su oficina.

Dos autobuses de la ruta 130 abordó el directivo universitario para iniciar el día, en una actividad propuesta por los organismos ciudadanos.

Durante su trayecto, el rector aprovechó el tiempo para trabajar desde su teléfono, lo que consideró una ventaja al trasladarse de esta manera a su trabajo.

“Creo que va uno más tranquilo, porque no va uno con el acelere del automóvil, y puedes ir arreglando y viendo tus cosas, haciendo lecturas o revisando correos”, expresó al llegar a la UDEM.