Monterrey

Producción automotriz en México carece de contenido nacional

Aunque la producción de vehículos está subiendo, el problema de la industria en México es su bajo contenido de fabricación  nacional, ya que sólo el 30 por ciento de un auto producido en el país es de elaboración local, dijo Manuel Montoya, director del Clúster Automotriz de Nuevo León.
Juan Antonio Lara
17 noviembre 2014 20:56 Última actualización 18 noviembre 2014 5:0
Auto. (El Financiero)

Auto. (El Financiero)

MONTERREY.- Aunque la producción de vehículos está subiendo, el problema de la industria en México es su bajo contenido de fabricación nacional, ya que sólo el 30 por ciento de un vehículo producido en el país es de fabricación nacional, señaló Manuel Montoya, director del Clúster Automotriz de Nuevo León.

“El gran problema que tiene la industria automotriz de México es que está poco integrada. Quizá el 30 por ciento del vehículo es hecho en México, pero hay empresas que importan el 90 por ciento de sus insumos”, indicó.

Entre las razones de esta situación, explicó, se encuentra la falta de proveedores, que los actuales sean mejores y la falta de créditos.
“Hemos estado trabajando con Bancomext para que se apoye a las pequeñas y medianas empresas a través de Santander, con tasas del 6 y 7 por ciento, y donde Bancomext pone la mayor parte de las garantías”.

Montoya dijo que la industria automotriz de México apenas se está recuperando luego de la crisis del 2008 y señaló que si bien el mercado es el mismo, aquí se produce más.

El crecimiento de la industria está liderado por las nuevas inversiones de Mazda, Honda y Nissan.

“Muchos proveedores se han venido sumando a la producción de estos vehículos y esta tendencia va a continuar hasta el 2019”, expresó.
Antes de la crisis, en México se fabricaban 2 millones de vehículos y luego bajó a 1.5 millones de vehículos,

“Este año vamos a cerrar arriba de los 3 millones y para el 2019 se podría superar la cifra de 4 millones de vehículos”, dijo Montoya.

Expresó que el mercado mexicano de automóviles está estancado, ya que el año pasado vendieron un millón de automóviles, cuando deberían estar vendiendo 1.5 millones.

Esto se debe en gran parte a la importación de vehículos usados de Estados Unidos, lo cual afecta a toda la cadena de la industria.
“El coche usado americano desplaza al vehículo mexicano, y esto afecta a los fabricantes de automóviles en México”, señaló.

IMPACTO DE KIA

Cuestionado sobre el impacto que tendrá KIA sobre la industria automotriz en Nuevo León, el directivo mencionó que si bien trae una base de proveedores, ellos ya están buscando proveedores de segundo nivel.

“El reto de nosotros es que se integren también proveedores de primer nivel que ya están aquí. Cada uno está haciendo su labor comercial”.
Agregó que KIA todavía no ha trasladado un equipo de compras a México y recalcó que el reto es hacer algo mejor para esta armadora.
Según datos de la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León, alrededor de 65 pequeñas y medianas empresas del ramo automotor, con sede en Nuevo León, son candidatas para poder trabajar con los proveedores de la armadora coreana.

Algunas de las compañías son HDM, Epkamex, Camcar de México, Industrias Polypro, Erie Shop, Anodize, JD Norman, Nava Hermanos y Micro Partes, entre otros.