Monterrey

Prevé GE continuar creciendo en México

La empresa inauguró la expansión de sus operaciones de servicios en la entidad.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
15 mayo 2017 8:15 Última actualización 15 mayo 2017 12:10
Jeff Immelt, CEO de GE inauguró la ampliación del Centro de OperacionesTre mil millones de dólares es el valor estimado de las operaciones comerciales en México. (Especial)

Jeff Immelt, CEO de GE inauguró la ampliación del Centro de Operaciones (Especial)

Jeff Immelt, presidente y CEO de General Electric (GE) dijo que en México, la compañía tiene operaciones comerciales y exportaciones de alrededor de tres mil millones de dólares al año, en sus distintos negocios.

“Tenemos operaciones comerciales por tres mil millones de dólares en México en sectores como petróleo y gas, equipo médico que representan muchas oportunidades para la compañía (…) hemos sido apoyados en México y continuaremos la expansión de nuestras operaciones en favor del libre comercio”, mencionó.

El directivo estuvo de visita en la ciudad en el marco de la inauguración de la ampliación de su Centro Global de Operaciones para Latinoamérica donde se entregan soluciones para mejorar las operaciones comerciales de la compañía relacionadas con impuestos, contabilidad, impuestos, aduanas, recursos humanos, tesorería y compras, entre otros.

Immelt dijo que “la construcción de la segunda torre es el resultado de tres años de excelencia operativa, consolidando nuestro talento, procesos multifuncionales e información en el Centro Global de Operaciones de GE en Monterrey, estamos comprometidos a crear y entregar excelencia operativa, así como resultados con valor agregado para hacer de GE una mejor empresa, más sencilla, y más centrada en el cliente en toda la región”.

GE ha invertido en los últimos tres años en el estado más de 30 millones de dólares en el segmento de servicios compartido.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, aprovechó el escenario para solicitar a Immelt su apoyo ante la actual administración estadounidense para “explicarle a la nueva administración en Washington que pelearnos por cien empleos aquí o 700 allá, no tiene ningún sentido cuando la revolución tecnológica seguramente los desaparecerá en los próximos cinco años”.

Agregó que “convencerlos de que tenemos que unir esfuerzos para que juntos enfrentemos los retos que la nueva tecnología nos impone, de cómo preparar a las nuevas generaciones en las escuelas”