Preocupa a Caintra que no se garantice el Estado de derecho
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Preocupa a Caintra que no se garantice el Estado de derecho

COMPARTIR

···

Preocupa a Caintra que no se garantice el Estado de derecho

Hace unas semanas grupos disidentes del sector magisterial en el estado de Michoacán, realizaron bloqueos que afectaron a la industria de Nuevo León.

Esther Herrera
13/02/2018
Actualización 13/02/2018 - 13:42

La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León solicitó al gobierno federal garantizar el Estado de derecho, así como una vía libre de tránsito y evitar nuevos bloqueos ferroviarios.

Mediante un comunicado el organismo empresarial pidió que prevalezca el Estado de derecho y que las autoridades brinden, a través de sus acciones, certidumbre al sector productivo, buscando que las acciones de los protestantes dejen de atentar contra la competitividad nacional y la operación industrial.

De igual manera, reconocemos el derecho del magisterio a manifestarse, pero solicitamos que este se realice mediante mecanismos que no afecten a terceros.

Hace unas semanas grupos disidentes del sector magisterial en el estado de Michoacán, realizaron bloqueos que afectaron a la industria de Nuevo León, sobre todo sectores como el acero, el de granos y material contenerizado para el comercio e insumos diversos para las empresas.

La afectación incluyó la detención diaria de cientos de contenedores; 46 mil toneladas de acero detenidas en el puerto; más de 100 ferrocarriles parados; más de 10 mil toneladas de trigo frenadas; además de la inversión millonaria diaria requerida para realizar ajustes logísticos y operativos de las empresas; entre otros.

Lo anterior, generó importantes retrasos en la salida de mercancía hacia la zona Asia–Pacífico, así como la recepción de materias primas para la industria y bienes de consumo para la población.

Caintra señaló que la situación vivida hace semana, y que acumuló más de 20 días, tuvo impactos económicos y productivos severos a la industria nacional, y fue aún más grave por la imagen proyectada de nuestro país, ya que estos hechos ocurrieron justo en la coyuntura de la negociación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, que precisamente involucra la salida y recepción de mercancías hacia la región Asia-Pacífico, siendo este un punto estratégico para la logística y distribución.

Además, esta zona del país fue recientemente catalogada como una “Zona Económica Especial” por parte del gobierno federal, como un polo de atracción de inversiones, con un paquete de beneficios tributarios. Lo ocurrido hace que la zona pierda atractivo para los nuevos inversionistas nacionales y extranjeros, ante la falta de certidumbre que garantice un ambiente favorable para el desarrollo y la operación de los negocios.