Monterrey

Precio de gasolina baja hasta un 52% en 41 estados de EU ¿Qué Significa?

OPINIÓN. El pronóstico para la industria es muy diferente hoy en día en comparación con el aspecto que tenía tan sólo hace un par de años atrás, cuando los fundamentos de la industria petrolera eran controlados por las grandes holdings, que hoy ven que el petróleo como la gasolina son volátiles y su precio es etéreo.
Javier Amieva / Laredo, Texas
06 diciembre 2015 20:3 Última actualización 07 diciembre 2015 4:50
Etiquetas
Pemex

Pemex. (Reuters)

Con precios de dos dólares menos por galón que los que tenía en el 2013, la gasolina se ubica a un equivalente de menos de 8 pesos por litro en la frontera -1.80 dólares por galón- y se proyecta que este nivel permanecerá así por los próximos 24 meses; de hecho PEMEX, ya comenzó a comercializar gasolina en Texas a precios de marketing de 1.60 dólares el galón o sea como a 7 pesos el litro.

Aún si dejamos a un lado la preocupación acerca de los altibajos de los precios del petróleo y la gasolina, como sucede a los analistas obsesionados, que examinan los inexorables ajustes de la economía, debemos de tener bien claro que el negocio del petróleo ya no está en la explotación y venta –al menos para México-, sino en un racional uso de la energía, y un profundo compromiso de los líderes nacionales para que México tome un rumbo más industrializado y aproveche, no sólo el bajo costo de la energía sino las condiciones sociales del país y su posición geográfica respecto a la economía más fuerte de occidente.

Es probable que Rusia esté más preocupada por el precio del petróleo que sigue bajando, que por las propias amenazas de terrorismo, ya que de seguir bajando el precio del petróleo mundialmente, su economía podría verse fuertemente afectada; por lo que los convenios para la producción petrolera en Irán y el Golfo Pérsico no serán algo que deberán defender.

La cambiante y endeble económica mundial ,en particular, la desaceleración del crecimiento en China y los continuos problemas financieros en Europa; aunados a las estrictas regulaciones de la economía de combustible, la incentivación de formas más viables de energía alternativa y el desarrollo de motores y equipos extraordinariamente eficientes sistemas tan variados como automóviles, equipos mueve-tierra y las propias centrales eléctricas, se han combinado para reducir mundialmente y dramáticamente la necesidad de petróleo; ya no hay demanda mundial, sino oferta.

Los formatos de las áreas productoras de petróleo han cambiado dramáticamente. El pronóstico para la industria es muy diferente hoy en día en comparación con el aspecto que tenía tan sólo hace un par de años atrás, cuando los fundamentos de la industria petrolera eran controlados por las grandes holdings, que hoy ven que el petróleo como la gasolina son volátiles y su precio es etéreo.

Así, mientras nuestro gobierno se debatía entre la soberanía del petróleo y como deben repartirse los contratos, el avance es inexorable no solo en los campos del gas esquisto, que hoy sufre también, sino en el posicionamiento de las grandes empresas en la siempre evocadoras arenas de Arabia que prometen producir petróleo barato por varias décadas más.

Irán va ya a la mitad de camino en su plan de inversión de 100 mil millones de dólares en sus campos petroleros para la próxima década.
En el 2014, el aumento en el suministro de petróleo y otros combustibles líquidos fue el doble que el del consumo y eso es lo que hoy se refleja en los precios del petróleo en los Estados Unidos, su venta a mitad del precio de hace dos años; matemáticas puras, lo demás es justificación política.

Una simple pregunta que deben de hacerse nuestras autoridades, ¿Si perdimos la oportunidad de capitalizar el petróleo, seremos también lo absurdamente ortodoxos y cerrados para dejar perder la oportunidad de industrializar ciertas regiones de México por miopía política?

Hoy los gobiernos de México, en materia de economía, deben de concentrarse en utilizar energía barata y promover la industrialización que trae aparejada capacitación, empleos y avances tecnológicos, ofreciendo beneficios fiscales a empresas productoras, tenemos que atraer a la industria automovilística, electrónica y aeronáutica que son las que mueven al mundo y ofrecen con ello mucha, pero mucha seriedad y certeza jurídica. Si un gobernante o líder político no tiene la capacidad de leer entrelíneas este mensaje, entonces no es un líder o gobernante capaz. Punto.

*El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.