Monterrey

Pollo importado, el preferido en el noreste del país

El 51% del pollo que entra al país; lo absorben estados como NL.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
28 agosto 2017 10:20 Última actualización 28 agosto 2017 10:20
Las causas.  Los expertos  sostienen que una de las principales causas de este fracaso se relaciona con el bajo nivel de los maestros.

Las causas. Los expertos sostienen que una de las principales causas de este fracaso se relaciona con el bajo nivel de los maestros.

Los estados fronterizos, como Nuevo León, son quienes consumen más del 50 por ciento de la carne de pollo, pavo y sus derivados, que se importa al país provenientes de Estados Unidos, derivado del gusto del consumidor por la carne blanca, dijo José Luis Cruz, representante en México del Consejo de Exportadores de Carne de Ave y Huevo de Estados Unidos (USAPEEC, por sus siglas en inglés).

Ejemplificó que las importaciones crecieron de 600 mil toneladas, en 2008, a 920 mil toneladas en 2016, derivado, dijo de un mayor comercio en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Con el TLC ha aumentado bastante el tema de la importación, aunque en los últimos años se ha estado moderando poco, una parte se debe a que la producción nacional de México sigue creciendo y porque ha estado entrando pollo de Brasil, que le ha quitado un poco de mercado.

“De todo esto que entra al país, los estados fronterizos como Nuevo León, consumen más del 50 por ciento y en parte se debe a que la zona sur de México tiene un mayor gusto por la carne amarilla y no la blanca como es el pollo americano”.

Puntualizó que de las 500 mil toneladas de carne de pollo que entraron a México, Estados Unidos contribuyó con el 87.8 por ciento, mientras que Brasil con el 10.5 por ciento, éste último ha incrementado de manera vertiginosa sus importaciones al país, pues en 2013 registró 0.10 por ciento del total importado.

De eso, los estados de la frontera absorbieron el 51 por ciento.

En México, el consumo per cápita de carne de pollo es de 28 kilos; mientras que el de pavo es menor a dos kilos; el consumo de huevo ya alcanzó los 24 kilos.

Sobre la expectativa del comportamiento comercial entre México y Estados Unidos de este sector, dadas las negociaciones del Tratado de Libre Comercio señaló que “México tiene su plan B, no se acaba el mundo si no hay TLC, todo el comercio estaría regulado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) donde hay un tema de aranceles y de categorización de países; México se ve como un país emergente y en vías de desarrollo, por lo tanto tiene un trato preferencial comparado con países desarrollados como Estados Unidos”, mencionó.