Monterrey

PISA o la insoportable necedad de la CNTE

Opinión.   Causa-efecto: baja, paupérrima, pésima educación que ha generado pobreza. Y la perpetua. La CNTE como causa incausada. Si bien habría otros factores, es claro su pernicioso efecto.
WIKI-LÍTICO

MIGUE MORENO TRIPP
​morenotrip@gmail.com
12 diciembre 2016 12:12 Última actualización 12 diciembre 2016 12:32
Miguel Moreno Tripp

Miguel Moreno Tripp

Parafraseando la obra de Milan Kundera, en la que “busca encontrar la esencia existencial de los personajes”, cabe la pregunta ¿para qué existe la CNTE?.

Los resultados de la prueba PISA colocan a México en el último lugar de la OCDE. Se dice que lo que no se mide no se puede mejorar, pero en México, aunque se mida simplemente se va para atrás. Seguimos mal.

Sin embargo, los “maestros” de la CNTE (al pan, pan y al vino, vino) descalifican la prueba.

Dudo mucho que sepan siquiera a ciencia cierta que es la OCDE, pues de la prueba es claro que no saben ni de que les están hablando, ya que ellos le piden a la misma OCDE que les explique los criterios, teorías y conceptos de la prueba (bien por usar esas ideas tan complejos, van progresando a comparación de cerrar carreteras). No creo que sirva de mucho, pues les entra por un oído y da lo mismo si sale o no por el otro. Esas ideas navegarían en su politizado mundo surrealista, en donde los lidercillos los han acostumbrado a exigir plazas a cambio de nada. El populismo es un cáncer.

Supongo que tampoco es un indicador la distribución de la población en extrema pobreza. Si bien a nivel nacional se mostró una disminución del 2010, en donde había 12.9 millones (11.2 por ciento de la población), en comparación con el 2014 cuando hay 11.4 millones (9.5 por ciento de la población), el diablo está en los detalles.

Los cinco estados con menos pobreza extrema son, en ese orden: Nuevo León, el Ex DF, Aguascalientes, Baja California y Jalisco, cada uno con alrededor de un 1-3 por ciento de su población.

Adivine cuales son los tres últimos: Guerrero, Oaxaca y hasta el fondo, Chiapas, con poco más de un 30 por ciento de su población.
Prácticamente uno de cada tres chiapanecos vive en extrema pobreza. Hagan lo que tengan que hacer o se volverán estados-lastre para el desarrollo del país.

Causa-efecto: baja, paupérrima, pésima educación que ha generado pobreza. Y la perpetua. La CNTE como causa incausada. Si bien habría otros factores, es claro su pernicioso efecto.

No tienen madre los lidercillos que medran con el futuro de los niños de esos estados. Esos y el que los azuza para seguir por ese camino de la necedad, a cambio de votos para cumplir su obsesión de ser presidente y perpetuarse en el poder (como su admirado dictador Castro).

No es culpa de la prueba, de la OCDE o de la manga del muerto. Mientras sigan con su necia búsqueda de la mediocridad, no van a salir adelante esos estados. Pobres niños que están en las manos de la CNTE, pobres víctimas del populismo. Pero parecen los signos de nuestros tiempos a juzgar por las encuestas.

* El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.