Monterrey

Pese a Sistema de Alertas... NL con capacidad de endeudarse

Proponen que el estado se dedique a administrar con menos recursos.
Alejandra Mendoza
amendoza@elfinanciero.com.mx
31 julio 2017 8:13 Última actualización 31 julio 2017 8:27
Pasivos son el 117% de sus ingresos de libre disposición/ Félix Vásquez

Pasivos son el 117% de sus ingresos de libre disposición/ Félix Vásquez

A pesar de que el nuevo Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda tiene el propósito de regular la deuda de los estados, para Nuevo León aún es amplio el rango de endeudamiento que tiene sin que cambie de la posición actual “observación”, en donde fue ubicado.

De acuerdo con la calificadora Moody´s, estas condiciones del nuevo sistema ofrece débiles incentivos para que mejoren las entidades su estructura financiera.

En el caso de Nuevo León, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público lo ubicó en el rubro de “observación” en este sistema, junto con diez entidades que en conjunto califican un promedio de 116.4 por ciento en su deuda pública y obligaciones, comparado con sus ingresos de libre disposición, explicó Moody´s.

Sin embargo, para continuar en esta clasificación su nivel de endeudamiento está permitido hasta en 200 por ciento, lo que significa que en promedio las diez entidades puede seguir endeudándose un 83.6 por ciento más, respecto a sus ingresos disponibles; y si superan este nivel se encontrarían en la clasificación de “endeudamiento elevado”, en el que Coahuila es el único estado colocado en esta categoría.

En el caso de Nuevo León, sus pasivos representan el 117.3 por ciento de sus ingresos de libre disposición, por lo que puede seguir endeudándose en un 82.7 por ciento y continuar en esta categoría de “observación”.

“Estar en la categoría de endeudamiento elevado requiere que los estados acuerden un plan de ajuste con la SHCP para establecer un límite de deuda específico.

“Puesto que la mayoría preferiría evitar esa pérdida de independencia al ser clasificados en un nivel de endeudamiento elevado por parte de la SHCP, tendrían entonces fuertes incentivos para reducir el gasto y aumentar los ingresos propios para reducir las necesidades de financiamiento”, indica Moody´s.

El Sistema de Alertas también califica el servicio de la deuda y de obligaciones sobre ingresos de libre disposición; así como las obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas sobre ingresos totales y aquí Nuevo León también se ubica en el rango de observación.

Maricarmen Martínez Richa, analista senior de Moody´s, explicó en un reporte que los límites que se impusieron en cada nivel, son bastante amplios para endeudarse los estados.

“Los que están en revisión, donde tal vez no tengan tanto margen es en el indicador de pasivo circulante y obligaciones entre ingresos; ahí sí están más ajustados. Vemos que en este nivel sí hay más incentivos para mejorar sus resultados financieros y su liquidez”, indicó.

Para Nuevo León, dijo, tiene amplio margen en la deuda respecto a los ingresos disponibles, así como en el rubro de obligaciones a corto plazo y servicio de la deuda.

“Veo difícil que pase a una calificación de endeudamiento elevado en los próximos años en el Sistema de Alertas, ya que los planes de deuda del Estado tienen bastante margen y éste ha reestructurado su deuda y el indicador todavía le da margen, el cual con la reestructura aumentaría”, señaló.

Explicó que los ingresos de libre disposición se refieren a los ingresos propios más las participaciones que corresponden al estado, es decir, todo lo que no sea etiquetado para una obra en particular.

Indicó que Nuevo León ha sido uno de los estados más endeudados.

“El estado tiene un nivel de ingresos propios alto, en el pasado tenía déficits muy altos, pero en 2016 logró un resultado equilibrado en sus finanzas y han hecho un gran esfuerzo en términos de gasto respecto”, destacó.

Deuda del estado rebasa en cinco años el 100% de sus ingresos disponibles
Pese a los esfuerzos en la reducción de la deuda de Nuevo León, los pasivos contratados han causado que el saldo de la deuda supere en los últimos cinco años los ingresos disponibles de la entidad y representen, hasta el año pasado, un 117.3 por ciento.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda, en 2015 los pasivos representaban el 140.4 por ciento, mientras que en 2016 bajó a 117.3 por ciento; sin embargo, los compromisos financieros son tan altos que superan en más del 100 por ciento a los ingresos de 2012 a 2016.

Datos disponibles revelan que en 2012 el nivel de los pasivos representó 157.2 por ciento de los ingresos del gobierno estatal.

La firma calificadora HR Ratings estima que la deuda neta respecto a los ingresos de libre disposición disminuya este año a 80.3 por ciento.

“Asimismo, se mantendría en un promedio 74.8 por ciento para los próximos años, por lo que se dará seguimiento al cumplimiento de lo anterior con el objetivo de identificar cualquier desviación importante en relación con las expectativas”, señala la calificadora.

Cabe recordar que en 2016 el déficit financiero de las finanzas de Nuevo León ascendió a dos mil 101 millones de pesos y se prevé que para este año llegue a dos mil 385 millones de pesos.

El año pasado, la entidad contó con ingresos totales por 80 mil 886 millones de pesos, cifra 2.9 por ciento superior a lo obtenido durante el año previo.

La Tesorería del gobierno local informó que para mejorar su situación financiera, este año aplicó un plan de ahorro por mil 84 millones de pesos en el gasto.

“Para la Ley de Egresos 2017 se aplicó un plan de ahorro de mil 84 millones de pesos y a lo largo del año se han implementado otras medidas para contrarrestar los gastos adicionales a 2016 del orden de tres mil 24 millones de pesos, destinados principalmente a apoyos a municipios y al aumento en el servicio de la deuda resultado del incremento en tasas de interés, así como a la contratación de cuerpos de seguridad”, indicó.

GASTO PROGRAMADO
De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de este año, el estado espera tener gastos totales por 81 mil 330.9 millones de pesos.

La calificadora HR Ratings prevé que el gasto de este año sea mayor en 6.2 por ciento a lo observado el año pasado.

“Este concepto que estaría integrado por aproximadamente 95.4 por ciento del gasto corriente y el resto no operativo y otros gastos. Este nivel de egresos sería similar al observado al cierre del año pasado.

“De acuerdo con el comportamiento observado en el gasto del estado, así como con las expectativas de que el gasto en obra pública se recupere, HR Ratings espera que en 2017 el gasto total sea 6.2 por ciento mayor al observado en 2016”, indicó.

Gobierno debe compensar el monto de nuevos pasivos con igual nivel de ingresos: investigador
Para mantener un equilibrio en sus pasivos, Nuevo León deberá incrementar sus ingresos al mismo nivel del monto de deuda que adquiera, indicó Carlos González Barragán, investigador en finanzas públicas.

Explicó que si bien la entidad se encuentra dentro de la categoría de “observación” en el rubro de su deuda respecto a sus ingresos de libre disposición, al representar un 117 por ciento, dijo que los ingresos deben incrementarse en la medida en que aumenta el nivel de pasivos que adquieran para lograr un equilibrio.

“La tendencia va al alza (en este indicador de endeudamiento) y si estamos aumentando la deuda en 4 mil millones de pesos, tenemos que aumentar los ingresos al menos en eso, para que este indicador no se alterara, si los ingresos no aumentan en esa proporción estamos hablando de que el indicador va a empeorar”, comentó el también ex investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Señaló que a partir de 2018 se podrá adquirir nuevos pasivos equivalentes al cinco por ciento de los ingresos de libre disposición.

Respecto a la viabilidad de que el nivel de endeudamiento se reduzca, indicó que tomará varios años, pues tan sólo en el proceso de reestructura se llevaron pasivos a 20 años; lo que representaría al menos tres administraciones gubernamentales más para lograr cambios en los niveles de compromisos financieros de Nuevo León.

“Se tiene que trabajar en ambos aspectos, para que en un par de años baje del cien por ciento (el nivel de endeudamiento). Tenemos deudas de 20 años y más, y es más difícil de tumbar el saldo, nos llevaría más tiempo, o quizás el hacer un replanteamiento del sistema fiscal federal ayudaría.

“El hecho de que el estado está en amarillo habla de que algo se tiene que mejorar; Nuevo León tiene tres rubros en la clasificación de amarillo (que significa en observación); podemos ver buenas noticias si lo manejan como se debe”, señaló.

Agregó que quizá sea factible lograr un mayor control en dos de los tres rubros que regula la Secretaría de Hacienda en el Sistema de Alertas, y que consiste en el indicador del servicio de deuda, es decir, lo que se destina anualmente al pago de intereses de los pasivos; y también en la clasificación de deuda con los proveedores.