Perspectivas de futuros incrementos en la tasa de Banxico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Perspectivas de futuros incrementos en la tasa de Banxico

COMPARTIR

···

Perspectivas de futuros incrementos en la tasa de Banxico

Los aumentos, en su mayoría, han sido propiciados por la depreciación del peso.

Opinión MTY Entorno Macro-económico Gabriela Siller Pagaza
21/06/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Gabriela Siller Pagaza.Fuente: Cortesía

Desde que Banco de México inició su ciclo de alza, las tasas de interés se han incrementado 450 puntos base alcanzando un nivel de 7.50 por ciento. Los incrementos, en su mayoría, han sido propiciados por la depreciación del peso.

Aunque en las últimas semanas surgieron factores internos que han favorecido a la depreciación de la divisa mexicana, son mayormente factores externos los que han causado que el peso haya alcanzado un nivel máximo del año de 20.9605 pesos por dólar. Entre dichos factores se encuentran el fortalecimiento del dólar estadounidense frente a sus principales cruces, así como las crecientes tensiones comerciales a nivel global ante el endurecimiento de la retórica proteccionista de la administración estadounidense. Es importante considerar que el desarrollo de una guerra comercial entre Estados Unidos y varios de sus principales socios comerciales podría tener implicaciones negativas sobre el crecimiento económico global.

Por un lado, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China volvieron a tomar relevancia, a pesar de que los negociadores de ambos países habían acordado que China adquiriría 70 mil millones de dólares en productos estadounidenses para reducir su déficit comercial. Es importante mencionar que al cierre de la semana previa el gobierno estadounidense dio a conocer una lista de productos de origen chino, principalmente de alta tecnología, por un monto de 50 mil millones de dólares a los que aplicará un impuesto a la importación del 25 por ciento. En respuesta, el gobierno de China publicó una declaración donde informó que aplicará también aranceles del 25 por ciento sobre la importación de productos estadounidenses.

Aunado a la depreciación cambiaria, las presiones inflacionarias en México se han incrementado ante la escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y México. Cabe recordar que Estados Unidos impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México, lo que provocó que este respondiera con impuestos recíprocos. Se espera que dichas medidas puedan generar en México presiones inflacionarias adicionales, al traspasarse los efectos al tipo de cambio, luego a los precios al productor y por último al consumidor. De ser así, la inflación al consumidor se alejaría de la tendencia a la baja que venía observando en los últimos meses, lo cual podría orillar a Banco de México a seguir subiendo su tasa de interés, para que las expectativas de inflación de lago plazo no se vean afectadas.

Aunado a lo anterior, es importante mencionar que la Reserva Federal, en su última reunión de política monetaria, señaló que podría incrementar su tasa en cuatro ocasiones durante 2018 y no tres, como se indicó en su reunión de marzo. Lo anterior también podría presionar a Banxico a incrementar su tasa de interés en su próxima reunión de política monetaria para mantener el diferencial de tasas.

Con el peso cotizando prácticamente en 21 pesos por dólar, se calcula una probabilidad de más de 60 por ciento de que el Banco de México suba su tasa de referencia en 25 puntos base el día de hoy. Además, se espera que la siga subiendo hasta ubicarla en ocho por ciento al cierre del 2018. Sin embargo, también puede darse el escenario en donde Banxico decida esperar hasta después de las elecciones para ver qué sucede con el peso y con la inflación.

La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Opine usted: gsiller@bancobase.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.