Monterrey

Pemex contratará más deuda externa que el gobierno federal en 2018

OPINIÓN. Juntando las autorizaciones solicitadas para Pemex y CFE, suman más de 151.5 miles de millones de pesos, es decir, 112% MÁS al déficit presupuestal conjunto consignado.
COMENTARIO ECONÓMICO
Marco A. Pérez Valtier
mperezv@perezgongora.com
13 septiembre 2017 10:10 Última actualización 13 septiembre 2017 10:10
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

En materia de endeudamiento público, si bien las disposiciones legales señalan que es el Congreso de la Unión el facultado para autorizarlo, en la práctica se ha visto que este candado o control del endeudamiento es prácticamente decorativo.

Para enredar más este asunto, las autorizaciones que otorga el Congreso de la Unión, tanto al Gobierno Federal, como a Pemex y a CFE para contratar más deuda pública, (tanto interna como externa) que se consignan en el Artículo 2 de la Ley de Ingresos, NUNCA son iguales a los Ingresos por Financiamientos que se consignan en el Artículo 1 de la misma Ley, y que en teoría son los ingresos por deuda que se requieren para sufragar el gasto.

Es decir, invariablemente el Congreso les autoriza a contratar mucha más deuda que la que se supone necesitan para sufragar su gasto, incluso, como el año pasado, hasta les extendieron un cheque en blanco, autorizando al Gobierno Federal la cantidad de deuda que necesitara para concretar los apoyos a PEMEX y a la CFE con motivo de su reestructura del pasivo laboral, sea la cantidad que fuere.

Bueno, pues a pesar de que la nueva Ley de PEMEX la exime de todo control hacendario en materia de endeudamiento, se mantiene la práctica de consolidar sus ingresos y sus gastos (aunque no todos) dentro de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, que año con año se presenta al Congreso.

En el paquete económico para 2018, se presenta el resultado presupuestal que tendrán PEMEX y la CFE, y si bien en LIF se presenta agregado, como “Déficit de Empresas Productivas del Estado”, el cual suma la cantidad de 71 mil 486.9 millones de pesos, PEMEX tendrá déficit por 89.5 miles de millones de pesos, pero CFE superávit por 18 mil millones (Techos Financieros).

De tal suerte, sólo PEMEX debería solicitar endeudamiento al Congreso, para cubrir su déficit, sin embargo, incluso a la CFE se le autoriza un endeudamiento NETO de casi 10 mil millones de pesos, lo cual es absurdo.

Sumando las autorizaciones solicitadas para estas dos empresas productivas del estado, suman más de 151.5 miles de millones de pesos, es decir, 112 por ciento MÁS al déficit presupuestal conjunto consignado.

Destaca en particular la mayor deuda externa solicitada para PEMEX, por 6 mil 182.2 millones de dólares, (incluso superior a la que solicita el Gobierno Federal, por 5 mil 500 millones de dólares) ya que tan sólo esta autorización, representa un mayor endeudamiento neto, en pesos, de unos 112 mil millones de pesos.

Adicionalmente, se solicita para PEMEX 30 mil millones de pesos en mayor deuda interna, (adicionales a los 6 mil 182.8 millones de dólares en mayor deuda externa) lo que llevaría sus ingresos por financiamientos en 2018 a 142 mil millones de pesos, algo así como 53 mil millones de pesos MÁS de los ingresos que por deuda ocuparía para financiar su déficit presupuestal estimado, de unos 89 mil millones de pesos.

Para poner en términos coloquiales esta información, imagine usted, amable lector, que para el siguiente año usted estima que sus ingresos propios totales serán por la cantidad de un millón de pesos, pero los gastos del hogar, incluyendo todos los conceptos, incluso adquisición de bienes durables y pagos de tarjetas de crédito y otros pasivos, ascenderán a un millón cien mil pesos, es decir, su gasto estimado sería superior a su ingreso en cien mil pesos.

Este “déficit” que es un exceso de gasto sobre su ingreso, le impone la necesidad de pedir dinero prestado, pero en lugar de pedir 100 mil pesos, solicita deuda por 214 mil pesos, le suena congruente?
A mí no.

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.