Monterrey

Pavlovich logra reconciliación con la Tribu Yaqui

El acto representa la reconciliación del gobierno y las autoridades estatales con unas comunidades Yaqui que fueron agraviadas durante la administración de Guillermo Padrés.
Brisa Retano
Corresponsal
30 marzo 2017 11:12 Última actualización 30 marzo 2017 12:5
Claudia Pavlovich, gobernadora sonorense.

Claudia Pavlovich, gobernadora sonorense.

GUAYMAS, Son.- La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, se convirtió en la primer gobernante mujer que abre diálogo con las autoridades tradicionales de la Tribu Yaqui en Sonora, estableciendo una serie de compromisos con el desarrollo integral de la etnia, en especial para apoyar con el desarrollo de vivienda, infraestructura e incluso la rehabilitación de centros ceremoniales.

Lo hizo en la ramada de Belem, en un acto de alto significado político, pues representa la reconciliación del gobierno y las autoridades estatales con unas comunidades Yaqui que fueron agraviadas durante la administración de Guillermo Padrés.

“Nuestras etnias son muy importantes para nosotros, son parte de lo que somos y les damos respeto, seguiremos trabajando mucho con ustedes.

Les ofrecemos 247 viviendas, se trata de que tengan lugares dignos, para que tengan calidad de vida.

“Aquí estamos y no se trata de darles dádivas, se trata de tener un diálogo permanente, una integración, y el gran compromiso es trabajar con ustedes respecto a la educación, que tengan la oportunidad de estudiar”, expresó.

Para el gobierno de Sonora la reconciliación con la tribu Yaqui es muy importante, pues se trata de la etnia que puso contra las cuerdas al gobierno de Padrés, al oponerse al proyecto del “Acueducto Independencia”.

Durante una gira por algunas de las comunidades, pero en especial con la finalidad de reunirse con las recién electas autoridades de los ocho pueblos, la mandataria estatal ofreció respuesta a una serie de peticiones, que se traducen en mejor calidad de vida, con acciones en vivienda, y un centro de salud.

En un acercamiento altamente anticipado, la mandataria visitó Huiviris, Potam, Torim y Bacum, comunidades ante las que planteó alternativas de reconciliación y acuerdos con las autoridades tradicionales.

Les entregó mil 700 becas y prometió apoyos adicionales.