Monterrey

Participemos para tener mejor calidad de vida

OPINIÓN. La explosión del crecimiento urbano en los últimos 30 años nos ha traído una serie de graves problemas que nos deterioran la calidad de vida. Por lo que a cada uno de los habitantes de los fraccionamientos, colonias y desarrollos condominales en los respectivos municipios nos toca participar para lograr superarlos.
MUNDO INMOBILIARIO
Jorge Paredes Guerra
jorge@realtyworld.com.mx
15 agosto 2017 9:23 Última actualización 15 agosto 2017 9:23
Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

Jorge Paredes Guerra, presidente del Realty World México.

Tenemos el privilegio de vivir en lo que fueron hermosos valles rodeados por montañas y ríos de la “Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey”, denominada así por Diego de Montemayor desde su fundación en 1596.

La explosión del crecimiento urbano en los últimos 30 años nos ha traído una serie de graves problemas que nos deterioran la calidad de vida. Por lo que a cada uno de los habitantes de los fraccionamientos, colonias y desarrollos condominales en los respectivos municipios nos toca participar para lograr superarlos.

El valor de nuestro patrimonio inmobiliario que con mucho trabajo y esfuerzo hemos adquirido depende en gran medida del grado de involucramiento de nosotros mismos. Cualquier lote de terreno, casa, departamento, oficina, local comercial, bodega, quinta, rancho o cualquier otro tipo de inmueble que nos pertenezca como propiedad privada o área privativa debemos de hacernos cargo para darle su respectivo mantenimiento preventivo y correctivo para conservar su valor e incluso generar plusvalía.

Debemos de procurar siempre participar en todas las juntas de colonos de nuestros fraccionamientos y colonias para que nos brinden calidad en los servicios públicos; así como en todas las asambleas de condominos de los desarrollos inmobiliarios donde seamos propietarios, porque la calidad de vida que tengamos y el grado de conservación de nuestras áreas comunes en los desarrollos condominales dependerá de la organización y participación activa de sus habitantes.

Si los recursos privados de nuestro condominio no son bien administrados y ejercidos es porque no hemos querido participar y no hemos solicitado a los administradores un estado de origen y aplicación de los recursos donde veamos pormenorizadamente las partidas, ya que nosotros somos los que aportamos las cuotas de mantenimiento.

Asimismo, si tenemos baches en las calles, un alumbrado público deficiente, un servicio de basura irregular, mala calidad del agua y del aire, parques y jardines deteriorados, así como inseguridad en nuestras colonias es porque no hemos querido organizarnos para participar y exigir a las autoridades competentes respectivas que cumplan con sus obligaciones porque nosotros si cumplimos al pagar periódicamente los respectivos impuestos municipales, estatales y federales.

Con toda la moderna tecnología de la información y con las redes sociales actuales podemos tener grupos de Facebook o de Whatsapp para nuestro condominio. Y también para nuestra colonia y así podemos ser auditores ciudadanos de nuestros fraccionamientos para exigir a los servidores públicos que cumplan. Nos corresponde a todos y cada uno de los residentes de esta gran metrópoli exigir transparencia y que se haga lo necesario para mejorar nuestra calidad de vida. Y a las administraciones de los condominios privados que ejerzan inteligentemente los recursos para la buena conservación de todas las amenidades que nos ofrecieron en el desarrollo.

Es momento que participemos activamente para que la visión de grandeza de nuestra Ciudad Metropolitana de Monterrey que los fundadores tuvieron se haga realidad. Para ello es imprescindible hacer lo que nos toca, sí nos organizamos y empezamos exigirle a las administraciones de los condominios y a las administraciones municipales, estatales y federales que cumplan, sus vicios se irán eliminando paulatinamente y nuestra calidad de vida y el valor de nuestro patrimonio inmobiliario se incrementará.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el País, Realty World México, y presidió la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI) en 2014, 2015 y 2016. Capítulo México.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.