Monterrey

Pagó NL a Limón Publicistas más de 67 mdp

Vincularían a Jorge Domene por delitos de ejercicio indebido de funciones y peculado.
Alejandra endoza
amendoza@Melfinanciero.com.mx
14 junio 2017 9:38 Última actualización 14 junio 2017 10:0
Jorge Domene, ex tesorero del municipio de Guadalupe. (Félix Vásquez)

Jorge Domene, ex tesorero del municipio de Guadalupe. (Félix Vásquez)

Tras siete horas de audiencia, la fiscalía anticorrupción busca que Jorge Domene Zambrano, ex director de Comunicación Social de la administración de Rodrigo Medina sea vinculado por los delitos de ejercicio indebido de funciones y peculado.

Hasta el cierre de esta edición, el Juez de Control Otoniel López Vásquez aún no había resuelto sobre este caso contenido en la carpeta 4091/2017.

Durante la audiencia la fiscal Erika Irigoyen Arroyo pidió que se le vinculara al ex funcionario por utilizar recursos del erario público para la contratación de la agencia de publicidad Limón Publicistas por un monto de más de 67 millones 800 mil pesos.

Explicó que Domene, como titular de la Oficina Ejecutiva y Coordinador de Comunicación Social, contrató a la empresa Limón Publicistas, el cual tuvo un costo por 67 millones 800 mil pesos, y acusó que estos recursos fueron desviados de su objetivo.

Detalló que la empresa fue contratada para prestar cuatro servicios diferentes pero sólo realizaba dos servicios.

Aseguró que la contratación de este empresa no se hizo conforme a la Ley de Adquisiciones al ser contratada de manera directa y tampoco se realizó un estudio de mercado.

El representante legal de esta empresa es Juan Carlos Limón García.

Indicó que parte de los servicios por los cuales contrataron a esta empresa era para promocionar el partido político del ex gobernador Rodrigo Medina, al establecerse en su contratación de servicios que los mensajes tuvieran “alcances electorales”.

Por su parte, el abogado defensor de Jorge Domene, Carlos Octavio Jasso Juárez, defendió que se trata de una mala interpretación lo que señala la fiscalía, ya que su defendido no tenía las facultades para suscribir un contrato, y que en las firmas del contrato funge como un “invitado distinguido”.

Aseguró que el servicio de la empresa y el contrato, se cumplió cabalmente.

Indicó que en caso de que existiera un delito que perseguir, los responsables serían ex funcionarios de la Subsecretaría de Administración de la Tesorería del Estado, por ejemplo, David Álvarez González, así como del área de Adquisiciones y Servicios Generales.

En un receso previo a la resolución, Ernesto Canales, Subprocurador anticorrupción (quien estuvo presente en la audiencia), se dijo confiado en que Domene se vinculara a proceso, al participar en la contratación de la firma de publicidad.