Monterrey

Operan ilegalmente 65% de firmas de seguridad

El sector de empresas de seguridad en México está creciendo de manera significativa, ya que actualmente operan en el país unas 8 mil 500 firmas de este segmento.
Sonia Coronado
28 agosto 2014 22:17 Última actualización 29 agosto 2014 5:0
pistola

pistola

MONTERREY.- Nuevo León es la cuarta entidad con el mayor número de empresas de seguridad privada, sólo superada por el Distrito Federal, el Estado de México y Jalisco, señaló Mario Espinosa Boulogne, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP).

Sin embargo, dijo, hace falta tener un mayor control a nivel industria, debido a que constantemente surgen compañías que están al margen de la ley.

“El crecimiento de empresas de seguridad ha sido exponencial, y de acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad hay ocho mil 500 firmas de este segmento en el país. En base al número de empresas que operan en cada entidad, los primeros tres lugares son Distrito Federa, el Estado de México, Jalisco y en la cuarta posición se ubica Nuevo León”, señaló el directivo.

Espinosa Boulogne dijo que debido a eso la AMESP creó en la entidad, la primera delegación fuera de su sede principal, que coordinará también a sus socios de Coahuila y Tamaulipas.

Añadió que el sector a nivel nacional registró un crecimiento del 14 por ciento y prevé que para el cierre de 2014 éste se eleve un 16 por ciento.
“Pero ese crecimiento se debe a la desconfianza en sus autoridades. Ahora a la misma policía, de cualquier parte del país, los involucran en asaltos, robos o extorciones y es el pan de cada día, por ese motivo las empresas privadas han crecido de esta forma tan exponencial”.

Sin embargo, explicó que ese crecimiento conlleva a una preocupación de la asociación, debido a que muchas de las compañías que surgen operan fuera de la ley.

“Hay que controlarlas porque sucede que en algunos casos, despiden de las instituciones por algún delito o cierta conducta a funcionarios y, luego aparecen con una empresa privada. Son empresas que aparecen y no pagan impuestos, ni las condiciones legales, que luego las busca Hacienda, el Seguro Social o el Infonavit y cambian de nombre y lugar”.

El directivo de la AMESP dijo que ese es uno de los objetivos por el que también ya solicitaron a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) convertirse en una cámara, obtener los beneficios de la misma y poder organizar y regularizar al sector.

“En el país hay ocho mil 500 empresas de seguridad privada en México y 450 mil elementos la conforman, lo peligroso es que el 65 por ciento no están dentro del marco legal. Esto nos hace ver que hay un crecimiento muy grande de la industria pero sin regulación”.

Mencionó que las autoridades encargadas de la seguridad cuentan con pocos recursos humanos y materiales para supervisar, verificar y controlar a las empresas, por eso uno de los temas de la asociación es poder generar la Cámara de Empresas de Seguridad Privada, porque nosotros sabemos quiénes son, porque los vemos compitiendo en otros servicios de seguridad con precios irrisorios, que deprimen el mercado de forma alarmante, esto nos causa una competencia desleal”.

El directivo confió en que antes de que termine el año, estarán operando como cámara nacional.