Monterrey

One Belt, One Road

OPINIÓN. China regresa a sus raíces comerciales, sólo que esta vez está involucrado a poco menos de 70 países, con 56 zonas de coperación economica en 20 países y ya se han creado 180 mil fuentes de trabajo.
WIKI-LÍTICO
Miguel Moreno Tripp
morenotrip@ gmail.com.mx
29 mayo 2017 8:42 Última actualización 29 mayo 2017 8:42
Miguel Moreno Tripp, Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane.

Miguel Moreno Tripp, Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane.

Continuando con el tema de China (sospecho que en el futuro cercano cada vez escucharemos más y más acerca de ellos), se ratificó un acuerdo que a mi gusto va más allá de lo comercial. Se le conoce como el One Belt, One Road y está inspirado en el antiguo camino de la seda.

O lo que es lo mismo, China regresa a sus raíces comerciales, sólo que esta vez está involucrado a poco menos de 70 países, con 56 zonas de coperación económica en 20 países y ya se han creado 180 mil fuentes de trabajo. Esta iniciativa que no es tan reciente, se sigue consolidando, ya que la semana pasada se llevo a cabo una cumbre en Beijing.

El nombre es un poco confuso ya que la parte de “belt” se refiere a la carretera y tren que digamos sale de Xian, China hasta !Amsterdam! y la parte de “road” son más bien las rutas marítimas, que digamos parte de Venecia y regresa a China tocando Africa. La numeralia es impresionante. Si medimos el tamaño de la integración económica que tendrá, estamos hablando de casi el ¡42 por ciento del PIB mundial!

Medido por el PPP (Paridad de Poder de Compra) equivale a US$ 49 Trillones (americanos). Si vemos el impacto en términos de la población a la que involucra, estamos hablando de más de 3,800 millones de personas o lo que es lo mismo, un poco más del !52 por ciento de total mundial!

Para poner las cifras en perspectiva, la zona TLCAN (que hasta ahora existe), representa casi un 19 por ciento del PIB mundial (claro, Estados Unidos se lleva poco más del 15 por ciento PPP) y la población es de poco mas de 482 millones (el 6.6 por ciento del mundo). La zona Euro (la que aparentemente entró en cabales) acumula un 16 por ciento del PIB mundial y el 7 por ciento de la población mundial.

De acuerdo a CNBC, China quiere invertir 100 billones de dólares; se dieron cuenta del costo de carry: tienen 40 trilllones de dólares ganado menos del uno por ciento y 500 billones de dólares en bonos con tasas negativas. De hecho China, se reporta, ha invertido ya 50 billones de dólares. No es un buen deseo, ya está sucediendo: La BBC reportó que un tren saliendo el 1 de enero (nótese), viajó 18 días, 12 mil kilómetros, cruzó 7 países y llegó a Londres. Este macroproyecto pretende facilitarle a China que comercie con el mundo y al mundo que comercie con ellos.

Además, en el largo plazo se está asegurado suministro de petróleo y materias primas así como, claro está, liderar a la mitad de mundo.

Considero que todavía va más allá la influencia positiva que se tendrá.

Estarán, y así lo espero, creando prosperidad en una de las regiones más pobres del mundo y que, por lo mismo, son semillero de terroristas. Si una persona tuviera un ingreso razonable, educación y en general, bienestar, estoy seguro que no se creería las fanáticas tonterías con que los embaucan. Que bueno que se lleve a cabo este proyecto. El TLCAN, esta en duda, el TPP difícilmente se implementará sin Estados Unidos.

Ciertamente tenemos muchos más acuerdos comerciales pero no se equiparan al TLC. Esperemos que ahora no se convierta el dicho que nuestros abuelos decían para que no nos quedemos como el mexicano, no’mas milando.

Agradezco a Rolando Cantú Villareal que me haya compartido su análisis de los datos, cuya fuente fue el Worldbook.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane con Maestría en el IPADE. También es Director del programa OneMBA.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.