Monterrey

Oil Sir, Welcome
to Tamaulipas

Empresa de Texas obtiene permiso para construir un gasoducto, con una inversión de 565 millones de dólares, que empezará en Agua Dulce Texas y cruzará la frontera por el río Bravo en la región de Camargo Tamaulipas, para culminar en el bajío central de México.
David Dorantes*
08 abril 2014 13:7 Última actualización 08 abril 2014 13:52
 [Bloomberg] Iniciará operaciones en diciembre de 2014 para solucionar el abasto de gas natural.

Texas podrá exportar a México diariamente 2.1 billones de pies cúbicos de gas generado por el consorcio Eagle Ford Shale. (Bloomberg)

NUEVO LAREDO, Tamaulipas.- Ser bilingüe no es simplemente hablar en dos idiomas (lenguas) sino dominar dos culturas diferentes que se expresan a través de dos lenguas diferentes. Vivir en el noroeste mexicano obligaría por lo menos hablar dos idiomas y aspirar a ser realmente bilingües; sin embargo, la realidad dista mucho de esto.

Apenas en 2005 se implantó en Tamaulipas el programa de enseñanza del idioma inglés en el sistema educativo básico, en las escuelas públicas de la entidad, pero el rezago en el dominio del inglés es muy grande, y resulta mayor bajo la óptica del bilingüismo.

¿Qué tiene que ver el bilingüismo en Tamaulipas con el petróleo? Mucho. En la fiebre que ya está generando la reforma energética, la llegada de los empresarios internacionales al territorio noroeste será avasalladora en algunas regiones; de hecho ya empezaron a llegar los petroempresarios al norte tamaulipeco.



Es aquí el punto toral, tanto los gobiernos y el empresariado tamaulipeco debe ser bilingüe, no únicamente hablar inglés. Conocer, comprender y dominar la cultura, por lo menos de Estados Unidos, para sacar la mejor ventaja de las partidas económicas que saldrán de la explotación de los hidrocarburos en la región.

Sam Vale, empresario texano, obtuvo el permiso presidencial de ambos países para construir un gasoducto de 48 pulgadas, con una inversión de 565 millones de dólares, que empezará en Agua Dulce Texas y cruzará la frontera por el río Bravo en la región de Camargo Tamaulipas, para culminar en el bajío central de México. Con esto, Texas podrá exportar a México diariamente 2.1 billones de pies cúbicos de gas generado por el consorcio Eagle Ford Shale, significando siete millones de dólares diarios.

Recientemente en Reynosa y San Fernando, Tamaulipas, se observaron visitas de técnicos petroleros por la licitación del segundo –y último- estudio geológico estructural para el polígono de explotación de gas lutitas en un polígono de 865 kilómetros cuadrados, cuyo centro se localiza a casi 145 kilómetros de Reynosa, a 176 kilómetros al sureste de San Fernando, Tamaulipas, y a 62 kilómetros al oeste de Monterrey, Nuevo León.

Las firmas que están altamente interesadas por la explotación del gas shale en el norte tamaulipeco son Valero, Exxon Mobil, BP Products N.A., LyondellBasell Industries y CITGO, las cuales todas son parte del Consorcio Eagle Ford Shale y que actualmente tienen negocios con México por más de 10 billones de dólares anuales.

Pemex en la actualidad tiene una extracción del subsuelo de Reynosa que aporta el 26 por ciento del gas natural de todo el país, con mil 200 millones de pies cúbicos diarios de gas y 18 mil barriles de condensado.

Contrario a la petroindustria, el empresariado tamaulipeco está dormido ante este alud de posibilidades de negocios que ya empiezan a llegar a la región. Por lo menos ya se sabe quiénes vendrán, que en su mayoría son empresarios de Estados Unidos; entonces urge comprender su cultura para prepararnos en sus formas de actuación, no sólo hablar inglés, sino pensar bilingüemente.

“Oil Sir, Welcome to Tamaulipas”. ¿Usted qué opina?

* El autor es consultor en comunicación política en la frontera norte de Tamaulipas.